•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente venezolano Hugo Chávez develó ayer martes un rostro computarizado del libertador Simón Bolívar, realizado tras un análisis de sus restos, al encabezar los actos de conmemoración por los 229 años del natalicio del héroe independentista sudamericano.

“¡Viva Bolívar, he aquí su rostro!”, dijo Chávez leyendo un mensaje de su propia cuenta de Twitter, luego de develar la imagen de más de un metro de largo, en una ceremonia en el Palacio Presidencial de Miraflores, difundida en cadena obligatoria por radio y televisión.

De cabello negro y con patillas, tez blanca y semblante serio, el rostro de Bolívar (1783-1830), reconstituido por computadoras tras el análisis de sus restos, es muy similar al de las cuantiosas pinturas contemporáneas, aunque con la cara menos alargada y la nariz más redonda.

La antropóloga forense Lourdes Pérez explicó que se llevó a cabo --utilizando tecnología de vanguardia-- una “tomografía axial computarizada al cráneo” de Bolívar que determinó “desde el punto de vista científico el verdadero rostro del libertador”.

Los restos del héroe independentista fueron exhumados en julio de 2010 de manera inesperada por el Gobierno para certificar que pertenecían al libertador, determinar las causas de su muerte en 1830 y preservar mejor sus restos.

El estudio científico, encargado por el Gobierno venezolano, confirmó en julio de 2011 que los restos de Bolívar en el Panteón Nacional son auténticos.

Polémica en causa de su muerte

Chávez, que promovió el cambio del nombre del país a “República Bolivariana” cuando llegó al poder en 1999, ha dado a entender que Bolívar fue envenenado por sus enemigos y duda de la versión histórica que señala que murió por tuberculosis en la localidad colombiana de Santa Marta.

Este martes, el mandatario aclaró que la investigación sobre las causas de la muerte, que “está en marcha”, ha demostrado que “no hay ningún rastro de tuberculosis” en los restos de Bolívar.

Según la cirujana patóloga Yanoacelis Cruz, el libertador sufrió de una “enfermedad de tipo respiratoria” que se agravó por una intoxicación causada por la ingesta de arsénico --un medicamento común en la época--, que le causó la muerte.

Los restos de Bolívar reposan desde diciembre en una urna acondicionada especialmente y fabricada con un polímero transparente que permitirá futuras observaciones, bajo un féretro de caoba decorado con perlas, diamantes y oro venezolanos.

El sarcófago será el centro de un nuevo mausoleo que construye el Gobierno y que Chávez presentó este martes en un pase televisivo y que se espera que inaugure personalmente en los próximos días.

 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus