•   La Habana  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía cubana liberó al disidente Guillermo Fariñas arrestado ayer junto con decenas de opositores en La Habana durante el funeral de Oswaldo Payá, informó este miércoles el propio activista a la AFP.

"Estuve detenido unas nueve horas en la Escuela de Policías de Tarará (al este de La Habana), junto con unos 20 opositores, y luego me trajeron hasta aquí en carro", declaró Fariñas por teléfono desde su hogar en Santa Clara, 270 km al este de La Habana.

Fariñas, un sicólogo de 50 años que ha cumplido varias huelgas de hambre contra el régimen, relató que fue liberado "sin cargos", al igual que el resto de los detenidos que estuvieron con él en el cuartel de Tarará.

La noche del martes fue "liberada la mayoría de los 50 opositores detenidos durante el sepelio de Payá", fallecido el domingo en un accidente de tránsito, dijo a la AFP Elizardo Sánchez, líder de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, que es ilegal pero tolerada por el gobierno.

Fariñas explicó que al ser arrestado, cerca de la iglesia donde se ofició la misa fúnebre de Payá, fue "golpeado en el pómulo izquierdo" y "subido de forma violenta" a un autobús que lo condujo con los otros detenidos hasta la Escuela de Policías, donde fue interrogado.

"Le pregunté (al agente en el interrogatorio) qué ley me impedía en Cuba caminar al lado de un carro fúnebre, pero no me supo contestar", afirmó.

Los disidentes fueron detenidos por agentes de civil a unos 100 metros de la Iglesia del Divino Salvador del mundo, al término de la misa fúnebre, mientras gritaban consignas contra el gobierno comunista.