•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Andrés Manuel López Obrador, quien fue el candidato de la izquierda en la última elección presidencial de México, retó el miércoles al presidente electo, Enrique Peña Nieto -del PRI-, a sostener un encuentro público para hablar sobre sus bienes y la supuesta compra de votos.

"Invito a Peña Nieto a que frente a los medios de comunicación hablemos de quién compró votos y quién no, quién compró la casa en la que vive", dijo López Obrador en conferencia de prensa.

La izquierda impugnó ante el Tribunal Federal Electoral para que declare inválida la elección del pasado 1 de julio por considerar que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) utilizó recursos públicos e incluso provenientes del lavado de dinero para comprar cinco millones de votos.

El PRI, que niega estos hechos, ha pedido por su parte que se multe a los tres partidos de la coalición de izquierda por violar los límites de gastos de campaña y usar presuntamente recursos de gobiernos estatales de la izquierda para la campaña de López Obrador, que se presentó por segunda vez tras perder en 2006.

"Los malandrines creen que todos son malandrines", dijo el candidato de izquierda sobre las acusaciones en su contra, y aseguró que no cesará en su señalamiento contra el PRI.
"Somos muy perseverantes y no vamos a quitar el dedo del renglón. La presidencia de México no tiene precio", dijo López Obrador.

El Tribunal Electoral debe definir sobre los recursos presentados contra la elección antes del 6 de septiembre, cuando vence el plazo para que proclame el nombre del nuevo presidente que asumirá en diciembre para el periodo 2012-2018.

López Obrador entregará el jueves al Tribunal Electoral más pruebas sobre el supuesto lavado de dinero que consiste en una lista de casi 5,000 nombres de personas que recibieron tarjetas de prepago, solo en el estado de Tabasco (sureste), donde nació el candidato de izquierda.

"Todos ellos, los 4,981 ciudadanos recibieron dinero mediante las tarjetas para hacer labor de promoción a favor de Enrique Peña Nieto", afirmó.