•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El primer ministro británico, David Cameron, dijo este jueves que la confusión entre la bandera norcoreana y surcoreana que casi provocó la retirada de Corea del Norte del partido femenino de fútbol ante Colombia fue un sin mala intención y pidió no exagerarlo.

"Fue un error sin mala intención, se presentaron disculpas", dijo Cameron en una rueda de prensa frente al estadio olímpico, junto al presidente del comité organizador, el doble campeón olímpico de los 1,500 metros Sebastian Coe, que no quiso añadir nada a lo dicho por el primer ministro.

"Estoy seguro que se tomaron todas las medidas para que no vuelva ocurrir. No deberíamos exagerar este episodio, no tenía que haber pasado, fue desgraciado y creo que podemos dejarlo así", concluyó.

En la noche del miércoles, en el primer día de las pruebas deportivas de los Juegos de Londres -la inauguración oficial es el viernes-, el partido entre Colombia y Corea del Norte (victoria norcoreana 2-0) se retrasó más de una hora porque las fotos de las jugadoras norcoreanas fueron presentadas con la bandera surcoreana en las pantallas gigantes del estadio.

Corea del Norte aceptó volver al terreno de juego cuando se corrigió el error y el Comité Local Organizador (Locog), responsable de lo que aparece en las pantallas, pidió perdón.