•   San Salvador  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en El Salvador, José Ruales, destacó hoy la disminución del 40 % de la mortalidad materna en América en los últimos 20 años, al pasar de 140 a 84 casos por cada 100,000 niños nacidos vivos.

Sin embargo, aún "no se ha logrado" el quinto Objetivo de Desarrollo del Milenio (ODM), relacionado con la mortalidad materna, expresó Ruales a Efe durante un encuentro de expertos que empezó ayer y terminó hoy en San Salvador.

Durante el "Simposio regional de buenas prácticas de la Iniciativa Maternidad Segura (IMS)", representantes de 24 países de Latinoamérica y el Caribe debatieron sobre "buenas prácticas para reducir la mortalidad o la enfermedad durante el embarazo, el parto o postparto, para tener una maternidad segura" en la región, dijo Ruales.

"Ninguna mujer debería morir por el proceso natural del embarazo y del parto; la mayor parte de los casos de muertes maternas que ocurren en nuestros países son prevenibles" y por esta razón es importante intercambiar experiencias, enfatizó.

Señaló que la meta de la reducción de la mortalidad materna, establecida en el quinto de los ocho ODM, "está progresando en la región de las Américas" y que se espera "llegar a 45 muertes por 100,000 nacimientos" en 2015.

Sin embargo, aclaró que, aunque el "avance es importante, todavía no se ha logrado" el objetivo, debido a que "hay países que tienen dificultades" porque "tienen sistemas de salud más frágiles o son más pobres, como Haití, por ejemplo, o como Bolivia".

En El Salvador, las muertes maternas han bajado de 71.2 por 100.000 nacidos vivos en 2006 a 50.8 en 2011.