•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuba abrió un proceso penal por homicidio al español Ángel Carromero, conductor del auto accidentado en el que murió el opositor cubano Oswaldo Payá el 22 de julio, y permitió marcharse a su país al sueco Jens Aron Modig, pese a infringir su “estatus migratorio” de turista, informó ayer martes el diario oficial Granma.

“El español Ángel Carromero Barrios se encuentra instruido de cargo por homicidio en ocasión de conducir vehículo por la vía pública. Al sueco Jens Aron Modig se le permitió retornar a su país, pese a las actividades ilegales que realizó y a la violación de su estatus migratorio”, dijo el periódico.

Esto significa que La Habana desestimó juzgar a los dos europeos por desarrollar actividades políticas ilegales en la Isla, lo que conlleva penas de hasta 20 años de prisión.

Modig se marchó de Cuba y ya llegó a Europa, mientras Carromero está preso a la espera del juicio. El lunes fue visitado por el cónsul español, Tomás Rodríguez Pantoja, a quien le dijo “que estaba recibiendo un buen trato”, señaló una fuente de la Embajada española en La Habana.

“El suelo europeo está bajo mis pies. ¡Es tan agradable!”, escribió Modig en el sitio internet de microblogs, sin precisar el país donde había aterrizado.

Los dos europeos dijeron el lunes que el choque del automóvil contra un árbol en una ruta cerca de Bayamo había sido un simple accidente, sin la participación de otro vehículo como afirmaba la familia de Payá. En el hecho pereció además el opositor cubano Harold Cepero, de 31 años.

Puede sufrir condena hasta por 10 años

Carromero, de 27 años y dirigente de la rama juvenil del derechista Partido Popular de España, arriesga hasta 10 años de prisión por el accidente, según el Código Penal cubano.

“Se le pudo hacer ayer (el lunes) una visita. Él estaba bien, la verdad, tanto de salud, como mentalmente, de ánimo. Dijo que estaba recibiendo un buen trato”, informó a la AFP la fuente diplomática.

“No se sabe cuándo comenzará el juicio. Nosotros queremos que sea cuanto antes, pero aquí este juicio puede tardar hasta seis meses”, agregó. La Embajada contrató a un abogado para Carromero.

Modig, de 27 años y líder de la juventud Demócrata Cristiana de Suecia, negó haber enviado mensajes de texto por celular denunciando un ataque de otro vehículo en la ruta antes del accidente, como había dicho la familia de Payá, un ferviente católico de 60 años, pero admitió haber entregado 4,000 euros al disidente.

La familia de Payá no ha comentado las declaraciones de los dos extranjeros.

Los dos europeos habían ingresado a Cuba el 19 de julio con visa de turistas, con el propósito de apoyar a Payá, Premio Sajarov 2002 del Parlamento Europeo y líder del ilegal Movimiento Cristiano Liberación cubano, según dijo el sueco el lunes a la prensa extranjera en La Habana.

El día del accidente habían viajado en el auto rentado, al Oriente de la Isla a contactar a otros opositores.