•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La Torre Eiffel, monumento emblemático de París, se inicia en la ecología con la instalación de pequeñas turbinas eólicas y paneles solares, con los que pronto producirá una parte de la energía que necesita para funcionar, anunció la Sociéte nouvelle de la Tour Eiffel (SNTE), empresa encargada de su gestión.

Actualmente, la primera planta, la más grande del monumento, se encuentra en obras para lograr que la "vieja dama" sea más accesible, más atractiva y más ecológica, explicó Jean-Bernard Bros, presidente de SNTE, durante una visita de obra realizada el martes.

Situada a 57 metros de altura, esta primera planta es la menos visitada de la Torre, lo que podría cambiar cuando los turistas tengan acceso al suelo transparente que se construirá sobre el vacío, alrededor de los cuatro pilares.

Con las obras prevén instalar pequeñas turbinas eólicas, paneles solares y sistemas de recuperación de aguas pluviales. El objetivo es mejorar en un 30% las prestaciones energéticas de la Torre, precisó Jean-Bernard Bros.

La accesibilidad para las personas con movilidad reducida también se reforzará para que puedan disfrutar del conjunto del espacio, a diferencia de hoy en día.

Además se abrirá una sala de congresos en uno de los pabellones de la planta y las tiendas, el museo y el restaurante del segundo piso se reformarán.

Las obras, que deben concluir a finales de 2013 y no conllevarán el cierre de la planta, costarán 25 millones de euros antes de impuestos, y serán asumidos por la SNTE.

La Torre Eiffel, construida para la Exposición Universal de París de 1889, es uno de los monumentos de pago más vistos del mundo con 7,1 millones de visitantes en 2011, frente a los 3 millones de principios de los años 80.