•   Beirut  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Violentos combates tenían lugar este viernes entre soldados del régimen y rebeldes en Damasco, en tanto en Alepo (norte), un frente estratégico del conflicto, el bastión rebelde de Salahedín era bombardeado, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

En Damasco, había combates en el barrio de Tadamún, en el sur de la capital y vecino al campo de refugiados palestinos de Yarmuk donde murieron el jueves 21 civiles, entre ellos dos niños, según el OSDH, que dio cuenta de 179 muertos, de ellos 110 civiles, en el país durante la jornada.

Un balance precedente del OSDH daba cuenta de 15 civiles muertos en Yarmuk.

"No sabemos cuál es el origen de los disparos" que se produjeron el jueves cuando había escaramuzas en las inmediaciones en el barrio de Tadamún, en el sur de la capital siria, declaró a la AFP el presidente del OSDH, Rami Abdel Rahman, que exigió una "investigación internacional" sobre el hecho.

El campamento de Yarmuk es donde reside el mayor número de refugiados palestinos en Siria con 148,500 personas oficialmente registradas ante la ONU, según cifras de esta organización.

Por otra parte, en la provincia de Damasco, hubo nuevos bombardeos en Jdeidet Artúz, donde estallaron combares en las inmediaciones del aeropuerto militar de Marj al Sultán, según el OSDH, una organización privada con sede en Gran Bretaña que obtiene informaciones mediante una red de militantes en el terreno.

El miércoles, una incursión de las fuerzas de seguridad sirias en Jdeidet Artúz provocó la muerte de 43 personas, algunas de las cuales ejecutadas de manera sumaria, según el OSDH.

Por otra parte, violentos bombardeos fueron señalados durante la noche en la región de Hula (centro) donde en mayo murieron casi un centenar de personas, según el OSDH.

Más de 20,000 personas han muerto en Siria desde que comenzó la revuelta contra el régimen del presidente Bashar al Asad en marzo de 2011, según un balance del OSDH no verificado.