•   Buenos Aires  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un seminario que comienza hoy en Argentina y promete "curar" la homosexualidad, generó un fuerte rechazo y peticiones de las organizaciones de la comunidad homosexual para que el Gobierno prohíba su celebración.

El seminario de tres días, en el que se pretende "sanar las vidas quebrantadas" y "la homosexualidad indeseada", según reza la página web del evento, está organizado por la iglesia Aguas Vivas, afiliada al movimiento religioso estadounidense Desert Stream, y tendrá lugar en la ciudad de Paraná, a 474 kilómetros al norte de Buenos Aires.

"Estas 'terapias reparativas' atentan contra la vida y la dignidad de las personas y son muy peligrosas porque empujan a unaespiral de autodestrucción que puede llevar al suicidio", declaró a Efe el presidente de la Federación Argentina de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (FALGBT), Esteban Paulon.

El Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y la Discriminación señaló en un comunicado que "establecer como premisa que una persona debe tener una preferencia sexual determinada y no otra, atenta contra la igualdad" que Argentina "ha conquistado enlos último años, principalmente con la sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género".

La FALGBT, junto a la organización AllOut.org, también del colectivo homosexual, ha recogido hasta la fecha más de 47,000 firmas para exigir a las autoridades que pongan fin a este tipo deencuentros y estudia presentar una demanda judicial por presunto "ejercicio ilegal de la medicina", explicó Paulon.

Para María de los Ángeles González, coordinadora del Área Matrimonial de la iglesia Aguas Vivas, la homosexualidad "es un quebranto por algo que nos sucedió de chicos".