•   ALEPO, Siria/AFP  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió este viernes a las grandes potencias que superen sus "rivalidades" y encuentren un "terreno de entendimiento" para poner fin al conflicto en Siria, que se ha convertido en una "guerra de poderes".

En el terreno el ejército bombardeaba los barrios rebeldes de Damasco y Alepo, en donde se libra una batalla presentada como crucial en la guerra civil siria. Los rebeldes tomaron por su parte el control del 70% de la provincia de Deir Ezzor, principal reservorio petrolero del país, limítrofe de Irak.

A pesar de la violencia que dejó este viernes 70 muertos, de los cuales 35 civiles, 16 rebeldes y 19 soldados, según el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), miles de personas salieron a las calles como todos los viernes, en Tartus, Idleb (noroeste), Deraa (sur), Hama (centro), Hasake y Alepo (norte) en donde los manifestantes pidieron "ejecutar a Bashar" al Asad.

Un general de brigada del ejército sirio franqueó la frontera el viernes por la mañana para refugiarse en Turquía. Con él ya son 29 los generales sirios en desertar que son recibido en territorio turco, declaró una fuente diplomática turca.

En la segunda ciudad del país, Alepo, sobrevolada por aviones y helicópteros, estallaron violentos combates en el barrio Salahedin, el bastión rebelde que el ejército intenta reconquistar, según el OSDH.

Según los habitantes hay francontiradores en las murallas de la ciudad vieja.

"La violencia continúa intensificándose" en Alepo en donde "considerables" refuerzos fueron enviados para la "gran batalla", estimó el jefe de las operaciones de paz de la ONU, Herve Ladsous.

En Damasco, el ejército y los rebeldes se enfrentaron en el barrio Tadamún, vecino del campo de refugiados palestinos de Yarmuk, donde la víspera un ataque de mortero mató a 21 civiles, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

La Asamblea General de la ONU votó en Nueva York con amplia mayoría una resolución que critica el fracaso del Consejo de Seguridad para lograr el cese del conflicto y denuncia el bombardeo del ejército a ciudades rebeldes.