•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los presidentes de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Ecuador, Rafael Correa, encabezarán una reunión binacional de ministros prevista para inicios de octubre próximo en la ciudad ecuatoriana de Tulcán (norte), informó el sábado la cancillería de Quito.

Señaló que las dos naciones acordaron impulsar encuentros ministeriales con ocasión del diálogo que mantuvieron los cancilleres de Colombia, María Angela Holguín, y de Ecuador, Ricardo Patiño, el viernes en el puerto de Guayaquil (suroeste).

Durante el gobierno de Correa, en el poder desde enero de 2007, Ecuador ya puso en práctica con Perú las reuniones de gabinetes ministeriales a ambos lados de la frontera.

La primera reunión binacional de gabinetes se desarrollará en Tulcán (limítrofe con Colombia) posiblemente el 3 y 4 de octubre, señaló la cancillería en un comunicado.

Agregó que la fecha será oficializada en los próximos días, una vez que se coordine las agendas de los mandatarios.

Holguín y Patiño también conversaron en Guayaquil sobre la creación de una zona de paz, progreso y equidad en la frontera común y promovieron el avance de programas de movilidad humana, infraestructura, vialidad y política, según la cartera.

Además, la ministra indicó que su país continuará desarrollando un proyecto de retorno voluntario de colombianos refugiados en Ecuador, para lo que el gobierno de Santos instaló una oficina en la localidad fronteriza de Ipiales, con miras a brindar asistencia a los desplazados.

Asimismo, Bogotá aportará 500.000 dólares al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) para la atención a colombianos radicados en territorio ecuatoriano.

Ecuador es el país latinoamericano con la mayor cantidad de refugiados reconocidos. En junio pasado, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Antonio Guterres, dijo en Quito que esa nación alberga a 56.398 personas en esa condición, 98% de ellas colombianas.

Se estima que 1.300 desplazados colombianos ingresan mensualmente a territorio ecuatoriano, mientras que un 60% de los asilados vive en áreas urbanas y la mayoría del 40% restante permanece cerca de la frontera con Colombia.