•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El alcalde de Bogotá, el izquierdista Gustavo Petro, anunció la apertura de centros de expendio controlado de drogas para adictos con la idea de contener los delitos asociados, lo que abrió una agria polémica sobre el creciente consumo interno de estupefacientes, un tema poco tocado en Colombia.

El proyecto, que podría comenzar a funcionar en septiembre si logra el aval del gobierno nacional, pretende instalar centros de atención especializados en tres zonas de Bogotá donde se concentran los adictos, especialmente al bazuko (similar a la pasta base), conocidos popularmente como "ollas".

La alcaldía basa su propuesta en experiencias de ciudades de Canadá, Portugal, Holanda y Suiza, entre otras, y para ello ha destinado un presupuesto inicial de 1,200 millones de pesos (unos 671,328 dólares).

Para Augusto Pérez, especialista en adicciones y director de la corporación Nuevos Rumbos, de atención a los drogadictos, se trata de "un gran reto, porque rehabilitar a miles de consumidores de bazuko es una tarea muy compleja".

"Si los centros acogieran realmente a consumidores de bazuko sería algo muy novedoso en Colombia y en el mundo, pues hasta ahora los países europeos sólo atienden a heroínomanos", dijo Pérez a la AFP.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus