•   La Paz, Bolivia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La ministra boliviana Nemesia Achacollo, madre de una menor supuestamente embarazada por el presidente Evo Morales, según el líder opositor Samuel Doria Medina, le intimó ayer jueves a probar sus afirmaciones, a las que calificó de “calumnia, infamia e insidia”.

Después de los dichos de Doria Medina, un rico empresario de centro derecha, “¿qué va a pasar con mi hija que está en la casa atemorizada?”, se preguntó Achacollo entre sollozos, flanqueada por sus colegas de gabinete y delegadas del Congreso, en una conferencia de prensa en la casa de Gobierno.

Doria Medina había escrito recién en su cuenta twitter “que (Morales) sea padre no es la noticia, que la madre sea menor de edad eso sí tiene implicaciones (...), pregúntenle a la madre de la menor: Nemesia Achacollo”, ministra de Desarrollo Rural y Tierras.

“Al señor Doria Medina: así como ha hecho la acusación, la infamia, lo emplazo a que presente pruebas”, anunció Achacollo, Secretaria ejecutiva hace una década de la Federación Nacional de Mujeres Campesinas de Bolivia.

Es humillante

Doria Medina “está queriendo dañar la imagen de nuestro Presidente para lo cual utiliza a mujeres, a niñas, pero estoy aquí para ponerme al frente, con las organizaciones sociales y las ministras aquí presentes”, añadió.

“Tampoco me voy a quedar aquí con esto: para mí es una humillación, es una difamación, es una insidia”, aseguró Achacollo, y en el futuro “qué acusaciones más habrán” para afectar la imagen de Morales, que parece haber decidido ir a una nueva reelección en los comicios generales de diciembre de 2014.

Doria Medina, excandidato presidencial y líder de la Unidad Nacional, UN, ratificó el miércoles su versión a la televisión, pero dijo que no le corresponde a él aportar pruebas, sino a la justicia.

“Si el señor Doria Medina fuera honesto consigo mismo, debería mostrar pruebas inmediatamente y si no tiene las pruebas pedir disculpas, si es posible de rodillas a la señora y a su hija, porque ha afectado su integridad, estamos hablando de mentiras, de barbaridades”, dijo el miércoles el vicepresidente Álvaro García.

Morales, que no se refirió al asunto, es padre soltero de dos adolescentes que residen con sus respectivas madres en Oruro y Cochabamba.