•   México  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un total de 14 cuerpos sin vida de sexo masculino fueron encontrados la madrugada de este jueves dentro de un vehículo abandonado en la ciudad mexicana de San Luis Potosí (norte), informó la procuraduría (fiscalía) del estado homónimo.

"A bordo de un vehículo tipo camioneta fueron localizados 14 cadáveres, todos masculinos. Se presume que las víctimas fueron secuestradas en el estado de Coahuila", colindante con el de San Luis Potosí, dijo a la AFP vía telefónica Gabriela González, vocera de la fiscalía estatal.

La portavoz detalló que los cuerpos fueron descubiertos alrededor de las 04H30 locales (09H30 GMT) cerca de una gasolinera en la periferia de la ciudad de San Luis Potosí, en lo que constituye el primer hallazgo de este tipo en este distrito del norte de México, donde actúan cárteles del narcotráfico.

"Según las primeras indagatorias, todo indica que se trata de delincuencia organizada", añadió González, quien precisó que será la Procuraduría General de la República la que se hará cargo de las investigaciones al tratarse de un delito relacionado con el fuero federal.

Las víctimas habrían sido secuestradas en Coahuila (norte), que limita al sur con San Luis Potosí, después habrían sido trasladadas a Zacatecas (norte), también vecino de estos dos distritos, para finalmente ser asesinadas y abandonadas en la capital potosina, según la fiscalía.

La portavoz no pudo precisar si murieron por heridas de armas de fuego e indicó que los cuerpos fueron trasladados al servicio médico forense para determinar las causas de la muerte.

La camioneta donde se hallaron los cadáveres, de una exclusiva marca alemana, había sido reportada como robada de forma violenta en Coahuila, añadió la fiscalía.

Más tarde al hacer recorridos por la zona en que se hallaron los cadáveres, el ejército y la policía se enfrentaron a balazos con un comando.

El saldo fue de tres pistoleros muertos y otros cuatro detenidos, todos presuntos integrantes del cártel Los Zetas. Además, dos militares y tres policías resultaron heridos, informó la secretaría de la Defensa en un comunicado.

Tras el enfrentamiento, el ejército confiscó 16 armas largas, una corta, dos lanzagranadas, 25 granadas, 213 cargadores y casi 5.000 cartuchos para diferentes armas y distintos calibres, añadió.

En Coahuila y en Zacatecas también se registra presencia del crimen organizado, principalmente del cártel Los Zetas, considerado uno de los más poderosos y sanguinarios de México.

En febrero de 2011, Jaime Zapata, agente del Servicio de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por su sigla en inglés) fue asesinado y otro agente estadounidense resultó herido en un ataque en una carretera de San Luis Potosí, en un hecho atribuido a Los Zetas.

La ocurrencia de homicidios masivos, con cadáveres abandonados dentro de vehículos o tirados en carreteras e incluso en calles y avenidas de centros urbanos, se ha multiplicado en México desde 2011, principalmente en los estados de Veracruz (este) y Tamaulipas (noreste).

El más reciente se registró el 12 de junio, cuando fueron descubiertos 14 cadáveres en el interior de un vehículo en el norte de Veracruz, muy cerca del límite con Tamaulipas.

En el norte de México, en la comunidad de Cadereyta, Nuevo León, el 13 de mayo fueron abandonados 49 cadáveres decapitados y sin manos en una carretera de Cadereyta.

Más de 50.000 personas han muerto en México de forma violenta desde diciembre de 2006 como resultado de las pugnas entre los cárteles del narcotráfico, de asesinatos de civiles ajenos al crimen organizado por estos grupos y en operativos militares antidrogas.