•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La sequía que afecta al cinturón agrícola estadounidense provocó una reducción de las previsiones de cosecha de maíz a la menor cifra en seis años, informó este viernes el Departamento de Agricultura (USDA).

La entidad detalló que prevé una disminución de 13% de la producción del grano con respecto a 2011, a 10,800 millones de bushels (25 kg).

Siguiendo la misma tendencia, la cosecha de soja debería bajar 12% con respecto al año pasado.

El Departamento de Agricultura explicó que las temperaturas récord en julio en el país, las mayores desde 1895, cuando se inició el registro, dañaron los cultivos de ambos granos de una manera que no se había visto desde 1995 para el caso del maíz y desde 2003 para la soja.

"Es una revisión a la baja más fuerte que lo esperado", comentó Dax Wedemeyer, corredor en la firma US Commodities.

La sequía afecta el 63% del territorio continental, con condiciones récord de sequía observadas en el Medio Oeste, gran zona de producción de cereales, sobre todo en Nebraska, Iowa, Misuri e Illinois.

En el mercado de productos agrícolas en Chicago, los precios se disparaban, con el maíz alcanzando un nuevo techo para el contrato para entrega en diciembre a 8,3400 dólares el bushel de maíz.

Para su entrega en noviembre, el bushel se cotizaba a 16.5600 dólares contra 16.3125 la víspera.

"Si las previsiones de cosechas mantienen esta tendencia a la baja, los precios van a seguir subiendo", anunció Wedemeyer.