•   Bogotá /AFP  |
  •  |
  •  |

Diversos ataques en el suroeste de Colombia, atribuidos por las autoridades a la guerrilla de las FARC, dejaron este viernes varias torres de energía dinamitadas, así como una planta eléctrica y un puente semidestruido.

Inicialmente en el departamento (provincia) de Cauca (suroeste), la policía dio cuenta de la activación de tres coches bomba que afectaron una planta de energía eléctrica y un puente sobre la carretera Panamericana, que comunica al centro con el sur del país.

El coronel Ricardo Alarcón, comandante de la policía en Cauca, dijo a periodistas que un coche bomba con 250 kilos de explosivos fue activado en la madrugada del viernes sobre el puente del río Piendamó, dejando un gran boquete que impide el paso entre las ciudades de Cali y Popayán.

Otros dos vehículos cargados con explosivos fueron detonados contra una subestación eléctrica ubicada en un ingenio azucarero, afectando el servicio de energía en siete municipios de Cauca.

También en Cauca presuntos guerrilleros de las FARC dinamitaron una torre de energía, pero no pudieron hacer lo propio con una segunda debido a que la carga explosiva no se activó, según dijo el secretario de Gobierno del municipio de Toribío, Libardo Vásquez.

Finalmente, presuntos guerrilleros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), dinamitaron tres torres de interconexión eléctrica en el departamento de Nariño (sur), dejando sin energía al puerto de Tumaco (Pacífico).

Por lo menos siete días tardará la empresa encargada del suministro eléctrico en reconectar el servicio, según voceros de la misma.

Las FARC son la principal guerrilla colombiana con 48 años de lucha armada y unos 9.200 combatientes.