• Tegucigalpa / EFE |
  • |
  • |

Las fuerzas de Seguridad de Honduras decomisaron hoy un arsenal, incluida una ametralladora uzi, en la Penitenciaría Nacional, ubicada unos 25 kilómetros al norte de Tegucigalpa.

El arsenal, compuesto por una ametralladora uzi, tres pistolas automáticas, cuatro granadas de fragmentación, 11 explosivos, más de 500 proyectiles y siete cargadores de armas, fue hallado en el interior del módulo 23 de la cárcel donde guardan prisión los pandilleros de la Mara 18, dijo a periodistas el vocero de la Policía, Germán Rivera.

También se les decomisó mechas lentas, fulminantes, encendedores y armas artesanales que, según Rivera, "pudieron ser usadas para provocar explosiones en algún punto a lo interno del recinto carcelario".

Añadió que las autoridades de la cárcel han iniciado una investigación interna para determinar "quiénes son los responsables de introducir esas armas de fuego y explosivos" a la prisión.

La Penitenciaria Nacional alberga a unos 2,200 prisioneros, de ellos la mitad no ha sido sentenciado, según cifras oficiales.

Los casos de tiroteos, motines, decomiso de armas y drogas en las 24 cárceles de Honduras son frecuentes, donde también se han registrado tragedias como el incendio del 14 de febrero pasado en la Granja Penal de Comayagua, unos 80 kilómetros al norte de Tegucigalpa, que causó la muerte de 360 reos y una mujer que visitaba a su marido preso.