• Alepo, Siria |
  • |
  • |
  • AFP

Los intensos bombardeos y los combates entre el Ejército sirio y los insurgentes seguían ayer, viernes, en la ciudad estratégica de Alepo, donde un obús que cayó sobre una panadería dejó al menos diez muertos, constataron periodistas de la AFP.

En el frente diplomático, Lajdar Brahimi, un argelino con mucha experiencia en misiones delicadas, se espera que sea el sustituto de Kofi Annan como enviado especial de la ONU y la Liga Árabe en el conflicto en Siria.

Sin embargo, persisten en el Consejo de Seguridad las divergencias sobre la cuestión, las mismas que llevaron a la dimisión de Annan la semana pasada.

Por su parte, Estados Unidos acusó al partido chiita libanés Hezbolá de tener un “papel central” en la represión, y anunció sanciones contra una compañía petrolera nacional siria, Sytrol, por sus relaciones con Irán, un país aliado de Siria y sancionado a su vez por los estadounidenses por su programa nuclear.

En Alepo seguían ayer viernes los violentos combates para tomar el control de esta ciudad estratégica, situada a 355 kilómetros al norte de Damasco, cerca de la frontera turca.

Combates en el aeropuerto

Las autoridades aseguran haber contenido un ataque rebelde contra el aeropuerto internacional de la ciudad, escenario de combates desde el pasado 20 de julio.

En uno de los barrios en manos de los rebeldes, Tariq al Bab, un obús cayó sobre una panadería donde había una larga cola de gente, y murieron al menos diez personas, entre ellas al menos tres niños, indicaron periodistas de la AFP.

Por su parte, en el barrio rico de Nuevo Alepo, el Ejército reprimió con violencia la manifestación que se celebra todos los viernes después del rezo, desde marzo de 2011, cuando empezó la revuelta contra el régimen de Asad.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, OSDH, una ONG con sede en Londres, los soldados dispararon contra la gente y mataron de un tiro en la cabeza a un estudiante de 19 años.

“¡Queremos armas antiaéreas!”, era el lema de las manifestaciones, mientras el Ejército seguía bombardeando y atacando por vía terrestre las posiciones rebeldes.

En el barrio de Saladino hubo nuevos enfrentamientos. El jueves, los insurgentes se retiraron de esta zona por los bombardeos intensos del Ejército, una “retirada táctica”, según un jefe rebelde local.

“Continuamos luchando porque no vamos a abandonar este barrio”, dijo a la AFP Husam Abu Mohamad, comandante de la brigada Dera Ashahba del Ejército Sirio Libre, ESL, que reúne a las fuerzas rebeldes.

Sin embargo, según una fuente de la seguridad siria, el Ejército controla todo el barrio y avanza hacia Al Machhad, aunque la “gran batalla” tendrá lugar en As Sukari, más al sur, según este responsable.

Respeto a las leyes de la guerra

En el barrio de Hanano, también en Alepo, un avión caza Mig 21 lanzó cuatro bombas de madrugada contra el patio del cuartel general del ESL y sobre un inmueble de viviendas, donde hubo varios heridos, indicaron periodistas de la AFP.

Los exasperados habitantes lanzaron gritos contra Estados Unidos y Francia, dos países que, sin embargo, apoyan la rebelión. “Nadie nos escucha”, decían.

Cerca de Damasco, tres periodistas sirios que trabajan para una cadena oficial del país fueron capturados por rebeldes cuando acompañaban al Ejército en una operación, dijo el OSDH.

La ONG Human Rights Watch pidió en un comunicado a las partes en conflicto que “respeten las leyes de la guerra” y no disparen contra los civiles ni lleven a cabo ataques indiscriminados.

Combates en el aeropuerto