•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos anunció hoy que comprará carne de cerdo, cordero, pollo y pescado por valor de 170 millones de dólares para ayudar a ganaderos y pequeños productores ante el impacto de la sequía y controlar así los precios de los alimentos.

"La compra ayudará a aliviar la presión en los productores ganaderos estadounidenses durante la sequía, mientras que mantendrá el abastecimiento nacional de carne en línea con la demanda", anunció en un comunicado el secretario de Agricultura, Tom Vilsack.

"Los productores están actualmente luchando ante las condiciones difíciles del mercado y el alto coste de alimentar su ganado debido a la extensa sequía. La compra ayudará a mitigar una mayor caída de los precios y estabilizar las condiciones del mercado", indico Vilsack.

La compra se destinará en su mayoría a los productores de cerdo (hasta 100 millones de dólares), seguido de pollo (50 millones), cordero y pescado de piscifactoría (con 10 millones cada uno), ya que estos productos está incluidos en los programas de asistencia federal de alimentos y bancos de alimentos.

La peor sequía en más de 50 años en Estados Unidos está llevando al alza el precio de alimentos claves de la ganadería como el maíz, al tiempo que los productores de comunidades rurales ven reducidos sus márgenes.

Este año se espera una caída de la producción anual de maíz del 13 por ciento respecto a 2011.

La Casa Blanca ya ha declarado zona de desastre por sequías áreas en 32 estados del país y ha aprobado 30 millones de dólares para ayudar a ganaderos y agricultores a acceder a recursos escasos como el agua o para rehabilitar sus plantaciones.