•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Ejército israelí probó ayer un sistema de alertas a móviles para la población civil, y, según los medios, está acumulando municiones y raciones de alimentos a lo largo y ancho del país: ¿se está preparando Israel para un próximo enfrentamiento con Irán?

Tras el demoledor reproche que una comisión interna hizo a los poderes públicos tras la guerra contra Hizbulá, en 2006, por la falta de preparación y errores en el proceso de toma de decisiones, las autoridades no quieren que les agarren con la guardia baja si finalmente se produce una contienda con Teherán.

El ataque a las instalaciones nucleares iraníes --con el que el primer ministro Benjamín Netanyahu y el titular de Defensa, Ehud Barak, amenazan día a día-- derivaría, según los analistas, en una lluvia de misiles desde Irán, que podría complicarse con ataques de Hizbulá desde el Líbano y de milicias palestinas desde Gaza.

En los últimos días, los debates en los medios sobre la conveniencia de atacar o no a Irán, y sobre si hacerlo sin el visto bueno de Washington han empezado a dar paso a análisis sobre la preparación del país para el escenario que seguiría a la agresión.

“Israel se está preparando para una confrontación en las próximas semanas. Pero eso no significa que haya una decisión tomada. El análisis es que se está preparando a las tropas que participarían. Los pilotos, los aviones y también a las ciudades para que puedan absorber los ataques posteriores”, explica a Efe Amir Rapaport, analista militar y editor jefe de la revista Defensa Israelí

Clima de guerra

Según él, “el clima indica que podría haber una guerra en las próximas semanas o meses. Lo más importante es preparar los equipos militares” para una contienda “muy complicada, con posibles ataques simultáneos desde tres frentes”.

“Los sistemas antimisiles de corto y largo alcance, Iron Dome y Arrow 2, están operativos y podrían interceptar la mayoría de misiles y cohetes. Está pendiente el sistema David Sling, para misiles de medio alcance, que no estará operativo hasta finales de 2013”, añade este experto.

Según el diario Yediot Aharonot, el Ejército ha decidido aumentar las municiones y reservas de provisiones en muchas bases militares, y está almacenando decenas de miles de raciones de comida y otros productos en todo el país.

Un raro concurso

El jefe de la Dirección de Tecnología y Logística, general Kobi Barak, ha sacado un concurso para que empresas privadas ofrezcan sus instalaciones para almacenaje militar, asegura el periódico.

El primer ministro Benjamín Netanyahu afirmó que se han hecho muchas mejoras en la preparación de la defensa de la retaguardia, para lo que mantiene reuniones con los responsables cada dos semanas desde que accedió al puesto en 2009.

“Hemos invertido miles de millones (...) para defender las instalaciones, instituciones y hogares. Entrenamos para varios escenarios (...), estamos mejorando de forma completa nuestros sistemas de alerta, y hacemos otras cosas que no puedo detallar aquí”, explicó el primer ministro, que añadió que Israel ha reforzado “la fortificación de estructuras y los refugios”.

El profesor Efraim Inbar, Director del Centro Besa de Estudios Estratégicos, de la Universidad de Bar Ilán, aseguró a Efe: “Nos estamos preparando para diferentes escenarios. Hacemos todo lo que podemos. Pero lo importante no es si estamos preparados o no, sino el precio que pagaremos si permitimos un Irán nuclear”.