•   Teherán  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Dos personas fueron rescatadas vivas y en buen estado de salud el martes, tras permanecer bajo los escombros desde el sábado, cuando un terremoto azotó el noroeste de Irán.

Según medios de comunicación iraníes, ambas se hallaban bajo los escombros de su propia casa cuando los localizaron perros rastreadores.

Socorristas de la agencia IRNA afirmaron que el estado de salud de estas dos personas era bueno. El rescate tuvo lugar en un pueblo situado al noreste de Tabriz (noroeste de Irán).

Por otra parte, la agencia FARS informó que se había hallado un número indeterminado de cadáveres este martes, incluyendo el de una mujer de 27 años en este pueblo.

El ministerio del Interior había indicado el domingo que "las operaciones de rescate han finalizado". "Ya no hay nadie entre los escombros", agregó Hasan Ghadami, responsable de la célula de crisis del ministerio.

"Numerosas víctimas perdieron la vida en los primeros momentos del sismo porque muchas de las casas de la región son de tierra y, con el peso de los techos, las víctimas no tuvieron ninguna oportunidad", había explicado por otra parte Ghadami.

Algunos dirigentes iraníes criticaron la reacción gubernamental tras el terremoto, mientras que otros elogiaron la rapidez con que actuaron los socorristas.