•   Buenos Aires  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El servicio de metro de Buenos Aires, usado a diario por casi un millón de pasajeros, se reanudó hoy después de que el lunes por la noche los trabajadores decidiesen poner fin a una huelga inédita de diez días al aceptar un aumento salarial del 23 por ciento.

El acuerdo entre la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) y la empresa concesionaria, Metrovías, fue calificado de "transitorio" por los trabajadores, que advirtieron que mantienen la exigencia de un aumento de sueldo del 28 por ciento y otras mejoras laborales.

"El conflicto continúa, pero se decidió tener un gesto hacia los usuarios y los trabajadores", señaló en rueda de prensa el secretario general de la AGTSyP, Roberto Pianelli.

La huelga desató un intenso enfrentamiento entre los gobiernos de Cristina Fernández y del conservador alcalde de Buenos Aires, Mauricio Macri, que trataron de descargar sus responsabilidades en el conflicto.

El Gobierno nacional transfirió el subte (metro) a la ciudad el pasado enero, pero retiró los millonarios subsidios con que financiaba este sistema de transporte.

Pese a la fuerte lluvia que cayó hoy, la normalización del servicio de metro descongestionó notablemente el tráfico en la capital argentina, en la que durante diez días los desplazamientos fueron caóticos.