•   Buenos Aires  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El expresidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001) comenzó a ser juzgado este martes junto a otras seis personas acusadas de sobornos para que se aprobara en el Senado en 2000 de una reforma laboral exigida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), constató la AFP.

De la Rúa, de 74 años, que lucía tranquilo en el inicio de la primera jornada del juicio oral, está acusado del delito de "cohecho activo agravado y malversación de caudales públicos", que prevé penas de hasta diez años de prisión.

En el banquillo también están su jefe de inteligencia, Fernando de Santibañes; el ex ministro de Trabajo Mario Flamarique; el exempleado del Senado Mario Pontaquarto, quien hizo la denuncia del hecho, además de cuatro exsenadores, todos ellos acusados del delito de cohecho.

Entre los casi 400 testigos figuran la presidenta Cristina Kirchner, entonces senadora y que votó contra la llamada ley de flexibilización laboral, quien declarará por escrito, así como los exmandatarios Adolfo Rodríguez Sá (2001) y Eduardo Duhalde (2002-2003), todos ellos miembros de la bancada peronista, en aquel momento en la oposición.

La causa ventila el escándalo de las denuncias del arrepentido Pontaquarto, que era secretario parlamentario, y otros testigos por el pago de unos cinco millones de dólares a senadores para que votaran a favor de la norma exigida por el FMI como condición para mantener el apoyo financiero al gobierno de De la Rúa.

El caso llevó a la renuncia del entonces vicepresidente, Carlos Alvarez (centroizquierda), y constituyó el detonante de una severa crisis institucional, política y económica, que derivó en la renuncia de De la Rúa a finales de 2001, en medio de una rebelión popular que dejó una treintena de muertos.

Se estima que el juicio que se celebra en los tribunales de Buenos Aires tendrá una extensión de entre seis y ocho meses.

---- Inicia juicio a expresidente De la Rúa en Argentina


Resumen: Entre los casi 400 testigos figuran la presidenta Cristina Kirchner, quien en el año 2000 era senadora

BUENOS AIRES / AFP

El expresidente argentino Fernando de la Rúa (1999-2001) comenzó a ser juzgado este martes junto a otras seis personas acusadas de sobornos para que se aprobara en el Senado en 2000 de una reforma laboral exigida por el Fondo Monetario Internacional (FMI), constató la AFP.

De la Rúa, de 74 años, que lucía tranquilo en el inicio de la primera jornada del juicio oral, está acusado del delito de "cohecho activo agravado y malversación de caudales públicos", que prevé penas de hasta diez años de prisión.

En el banquillo también están su jefe de inteligencia, Fernando de Santibañes; el ex ministro de Trabajo Mario Flamarique; el exempleado del Senado Mario Pontaquarto, quien hizo la denuncia del hecho, además de cuatro exsenadores, todos ellos acusados del delito de cohecho.

Entre los casi 400 testigos figuran la presidenta Cristina Kirchner, entonces senadora y que votó contra la llamada ley de flexibilización laboral, quien declarará por escrito, así como los exmandatarios Adolfo Rodríguez Sá (2001) y Eduardo Duhalde (2002-2003), todos ellos miembros de la bancada peronista, en aquel momento en la oposición.

La causa ventila el escándalo de las denuncias del arrepentido Pontaquarto, que era secretario parlamentario, y otros testigos por el pago de unos cinco millones de dólares a senadores para que votaran a favor de la norma exigida por el FMI como condición para mantener el apoyo financiero al gobierno de De la Rúa.

El caso llevó a la renuncia del entonces vicepresidente, Carlos Alvarez (centroizquierda), y constituyó el detonante de una severa crisis institucional, política y económica, que derivó en la renuncia de De la Rúa a finales de 2001, en medio de una rebelión popular que dejó una treintena de muertos.

Se estima que el juicio que se celebra en los tribunales de Buenos Aires tendrá una extensión de entre seis y ocho meses.

 

*/*

FOTO: El exsecretario del Senado Nacional de Argentina, Mario Pontaquarto (c), momentos antes del inicio del juicio. Pontaquarto destapó en el año 2000 el caso de presuntos cohechos en el Senado al confesar que había llevado en un maletín el dinero de los sobornos. END / EFE/Luis Zabreg