•   Charlotte, EU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un comisionado de una localidad de Carolina del Norte (Estados Unidos) propone investigar el estado migratorio de los estudiantes extranjeros del sistema escolar de la zona para cobrar a sus países de origen por su educación.

Bill James, representante del Distrito 6 del condado Mecklenburg, que incluye a Charlotte, la ciudad más grande del estado, presentará hoy la iniciativa a la Junta de Comisionados, con el fin de determinar el impacto económico de los "sin papeles".

El republicano argumenta que la decisión de la Corte Suprema de no prohibir a los sistemas de educación pública del país admitir a estudiantes indocumentados desde el preescolar al décimo segundo grado no incluye "estimar sus costos".

"Este debate es sobre los 'ilegales' del Sistema Escolar de Charlotte-Mecklenburg (CMS) y cuánto cuestan a los contribuyentes. Quiero saber esa cantidad para pedir el pago a naciones como México, Venezuela, Nicaragua, o de donde provengan", declaró James al canal local de noticias WBTV.

Indocumentados igual a prostitutas y narcos
Según James, quien en 2008 irritó a la comunidad hispana al comparar a los indocumentados con "prostitutas y narcotraficantes", en el CMS hay un "gran número de indocumentados" inscritos en el programa de Inglés como Segunda Lengua (ESL).

Según estadísticas del CMS, de los 138,012 alumnos de Charlotte-Mecklenburg, el 17.5% son hispanos y sólo 15,505 (incluyendo a estudiantes de otras razas) tienen dificultades para dominar el idioma inglés.

"Esto es completamente irresponsable, atacar al grupo más vulnerable y pequeño de nuestra comunidad para obtener ventaja política", afirmó hoy a Efe Jess George, directora ejecutiva de la Coalición Latinoamericana en Charlotte.

"Si James quiere ahorrar a los contribuyentes fondos, no debe proponer ordenanzas inconstitucionales, cuya defensa costará mucho dinero al condado como ha pasado en otras partes del país. Sus argumentos están basados en mitos", apuntó.