•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los Guardianes de la Revolución iraníes forman una milicia chiita en Siria favorable al régimen del presidente Bashar al Asad para combatir a la oposición, afirmó este martes el secretario de Defensa estadounidense Leon Panetta.

Irán "trata de hacer operable, trata de formar una milicia en Siria para combatir en apoyo al régimen. Vemos una presencia creciente de Irán (en Siria) y eso nos preocupa mucho", declaró Panetta en conferencia de prensa.

"A lo único que llevará esto, francamente, es a la prolongación del sufrimiento de los sirios", estimó el jefe del Pentágono, quien instó a Irán a "pensar mejor su implicación".

Esta milicia está compuesta de "sirios, generalmente chiitas, y algunos alauitas", como el presidente Asad, explicó el presidente del Estado Mayor Conjunto de Estados Unidos, general Martin Dempsey.

Según él, la milicia fue formada bajo el modelo del ejército de Al Mahdi en Irak, un poderoso grupo chiita dirigido por Moqtada Sadr, quien combatió a las fuerzas armadas estadounidenses.

Por su lado, el ejército sirio está debilitado por las deserciones y las renuncias de una parte de su jerarquía.

"El ejército sirio lucha desde hace 18 meses. Cualquier ejército estaría afectado con un ritmo semejante", estimó el máximo militar estadounidense, quien aseguró que las fuerzas sirias sufren problemas de aprovisionamiento.

"Es por eso que Irán entra en juego para formar esta milicia, para aliviar una parte de la presión sobre los militares sirios", añadió el general Dempsey.