•   SAN FRANCISCO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un californiano fue arrestado y acusado de robar computadoras y otros bienes por valor de 60 mil dólares de una casa que perteneció a Steve Jobs, recientemente fallecido cofundador de Apple, dijeron los fiscales este martes.

Kariem McFarlin, de 35 años, puede enfrentar una pena máxima de 7 años y 8 meses si es procesado por los cargos de robo y venta de propiedad hurtada, de acuerdo con el abogado Scott Tsui, vice supervisor de districto.

"La evidencia parece mostrar que esto fue un acto al azar", dijo Tsui a la AFP.

"Yo imagino que luego que entró (a la casa) o en algún momento posterior se habrá dado cuenta que no era la casa de cualquiera".

Los fiscales no especificaron exactamente lo que fue robado en la vivienda de Silicon Valley, durante el robo del 17 de julio, ni revelaron si la propiedad había pertenecido a Jobs o a otro miembro de su familia.

La casa estaba bajo proceso de reciclaje y era evidente que nadie estaba viviendo allí en el momento del robo, agregaron.

Jobs murió a fines del año 2011 de cáncer a la edad de 56 años, un fin prematuro para un visionario que revolucionó la cultura moderna y cambió para siempre la forma en que se relaciona el mundo con la tecnología, a través de inventos como el iPad y el iPhone.