•   Quito / AFP  |
  •  |
  •  |

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, afirmó el martes que aún no tomó una decisión sobre el pedido de asilo del fundador de Wikileaks, Julian Assange, en un mensaje en Twitter, con el que respondió a un artículo del diario británico The Guardian.

"Rumor de asilo a Assange es falso. Todavía no hay ninguna decisión al respecto. Espero informe de Cancillería", escribió Correa, después de que el Guardian aseverara en su edición electrónica que el presidente ecuatoriano había decidido conceder el asilo político a Assange, citando a funcionarios del gobierno ecuatoriano que no identificó.

Correa debe reunirse con diplomáticos el miércoles para evaluar la situación y tomar una decisión, según dijo él mismo en la noche del lunes en una entrevista televisiva.

Más temprano este martes, el canciller Ricardo Patiño había dicho a periodistas en la ciudad de Ambato (120 kms al sur de Quito) que no había fecha fijada para tomar la decisión.

"Él lo decidirá si es tiempo de tomar una decisión o de esperar más. Todavía no hay fecha. El lo decidirá probablemente en la reunión que tendremos mañana (miércoles)", dijo Patiño en declaraciones divulgadas por el canal de televisión Teleamazonas.

El canciller ratificó que en esa reunión revisarán las gestiones diplomáticas realizadas hasta ahora.

"Tenemos que reunirnos con el presidente. Dar la información al presidente sobre todo lo avanzado en las conversaciones que hemos tenido con los distintos países a propósito del tema. No negociaciones, sino conversaciones solamente", dijo.

Assange, australiano de 41 años, es acusado por la justicia sueca de violación y agresión sexual. Desde el 19 de junio, está refugiado en la embajada de Ecuador en Londres.

Según Assange, Suecia podría ser una etapa previa para su entrega a Estados Unidos, donde se le investiga por presunto espionaje tras la difusión en su portal de cables confidenciales del departamento de Estado y documentos sobre las guerras en Irak y Afganistán, por lo que teme ser condenado a muerte.

La respuesta de Ecuador al pedido de asilo de Assange había quedado a la espera de que terminasen los Juegos Olímpicos de Londres.