•   LOS ÁNGELES, EU AFP  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El actor estadounidense Kirk Douglas, una leyenda viviente de 95 años, recordó la era del "macarthismo" en la sala de cine en Hollywood donde se proyectó una versión restaurada de "Espartaco", que incluye una insinuante escena homosexual censurada en el lanzamiento de 1960.

Douglas fue ovacionado por el público cuando entró a la sala poco antes del inicio de la proyección y, de traje beige y camisa negra sin corbata, se sentó en el escenario para hablar de su obra maestra, en el Festival de Cine de 70mm de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas.

"Cuando tienes 95 años, no miras adelante. Miras hacia atrás y haces inventarios", dijo Douglas, batallando con ciertas dificultades para hablar debido a la edad y a una trombosis leve que sufrió en los años '90.

"Estoy muy orgulloso de ser un miembro de la comunidad de Hollywood", añadió, refiriéndose a su propio "inventario".

"Porque en Hollywood no estás entre republicanos o demócratas, estás entre estadounidenses", agregó. "Y estoy orgulloso de tíos como (los actores) George Clooney o Sean Penn, que usan su dinero para ayudar a otras personas".

La cinta, que ganó cuatro premios Oscar, fue producida y protagonizada por Douglas, dirigida por Stanley Kubrick y contó con superestrellas de la época como Laurence Olivier y Tony Curtis.

Basada en una novela histórica de Howard Fast, la épica de dos horas y media cuenta la historia real de un gladiador tracio que lidera una revuelta de esclavos en la antigua Roma.

“Esos años fueron terribles”
Pero "Espartaco" se hizo célebre además por haber desafiado la censura durante el declive del "macarthismo", como se conoce la política de persecución de sospechosos de ser comunistas impulsada por el entonces senador Joseph McCarthy en los años '50.

Su guionista, Dalton Trumbo -una de las más renombradas víctimas de la "lista negra" de Hollywood-, fue contratado por Kirk Douglas y recibió sus pagos bajo seudónimo.

Pero el protagonista y artífice de la película puso el verdadero nombre de Trumbo en los créditos, por lo que actualmente Douglas se adjudica la responsabilidad de haber puesto fin a la censura de las "listas negras".

"No tienen idea de lo terribles que fueron esos años, cuando existía esta 'lista negra'", dijo el actor el lunes en la noche, en la sala del edificio de la Academia, en Beverly Hills.

"Nadie empleaba a nadie que estuviera en la lista negra", dijo el protagonista de "Senderos de gloria" (1957) y "20.000 leguas de viaje submarino" (1954).

Douglas, tal vez la última estrella con vida que peleó en la Segunda Guerra Mundial (se alistó en 1941), es padre del también actor Michael Douglas y recibió tres nominaciones a los Oscar, pero no vio la estatuilla hasta 1996, cuando la Academia le dio el galardón en honor a su carrera.

Una escena eliminada

La versión restaurada de "Espartaco", con algunos altibajos en el sonido pero de vibrantes colores, incorpora la célebre escena homoerótica de "las ostras y los caracoles", que los productores debieron eliminar de la cinta original por órdenes de los censores.


Un joven y apuesto Tony Curtis, que representa al juglar Antoninus, es esclavo del gran enemigo de Espartaco, Craso, interpretado por Lawrence Olivier.

Craso le pide a Antoninus que entre a la bañera con él y lo ayude a lavarse. El erotismo, delicado pero evidente, se completa con un seductor discurso del gobernador sobre las diferencias de gustos, luego de que éste le pregunta al esclavo si prefiere las ostras o los caracoles.

"A mí me gustan los dos, las ostras y los caracoles", dice Craso al cabo de una escena en la que se siente el pulso de Kubrick, quien dirigirá años después clásicos como "2001 Odisea del Espacio", "La Naranja Mecánica" y "El Resplandor".