•   Londres  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Científicos alemanes han identificado dos nuevas mutaciones genéticas asociadas con la resistencia de las personas ante una variante grave de la malaria, informó hoy la revista británica "Nature".

La malaria o paludismo es una enfermedad causada por parásitos del género Plasmodium que habitan en los mosquitos anófeles y pasan al ser humano con la picadura de los insectos, causando la muerte de alrededor de un millón de personas cada año, sobre todo en África.

El equipo de Christian Timmann, del Instituto de Medicina Tropical "Bernhard Nocht" de Hamburgo (norte de Alemania), descubrió que las dos mutaciones intervienen en varios pasos del desarrollo de la enfermedad.

Timmann llevó a cabo un estudio de asociación del genoma, por el que comparó las diferencias genéticas entre 2,645 pacientes de malaria y 3,050 personas sanas de Ghana, para identificar mutaciones asociadas con la enfermedad.

Los hallazgos

Así, encontró una mutación en un gen del cromosoma 1, responsable de una proteína que desempeña un papel importante en la fisiología de los glóbulos rojos, las células que albergan al parásito de la malaria.

La otra variante, localizada en el cromosoma 16, podría afectar a un gen encargado de una proteína que interviene en el desplazamiento de las células infectadas por los vasos sanguíneos.

Timmann confía en que el descubrimiento sea de utilidad en el desarrollo de medidas de control contra la infección.