•   Londres / Agencias  |
  •  |
  •  |

El Reino Unido indicó hoy que tiene la "obligación legal" de extraditar a Suecia a JulianAssange, fundador de WikiLeaks, como ha decidido el Tribunal Supremo británico, máxima instancia judicial del país.

"Hemos dejado claro en nuestras conversaciones con el Gobierno ecuatoriano que el Reino Unido tiene la obligación legal de extraditar a Assange a Suecia para que haga frente a las alegaciones de delitos sexuales", dijo esta noche una portavoz del Ministerio británico de Exteriores.

"Estamos decididos a cumplir esta obligación", apuntó esa portavoz después de que el Gobierno de Ecuador haya acusado al Gobierno británico de amenazar con entrar en la embajada ecuatoriana en Londres para arrestar a Assange.

El Gobierno ecuatoriano ha anunciado que mañana tomará una decisión sobre la petición de asilo político realizada por el fundador de WikiLeaks, que desde el 19 de junio está refugiado en la Embajada ecuatoriana en Londres a la espera de saber si le será concedido el asilo político en Quito.

Canciller ecuatoriano denuncia amenaza

Ecuador denunció el miércoles que las autoridades británicas le amenazaron con asaltar la sede de su embajada en Londres, donde se encuentra refugiado el fundador de WikiLeaks, JulianAssange, y sobre cuyo pedido de asilo se hará un anuncio este jueves en Quito.

"Hoy (miércoles) hemos recibido por parte del Reino Unido la amenaza expresa y por escrito de que podría asaltar nuestra embajada en Londres si el Ecuador no entrega a JulianAssange", dijo el canciller Ricardo Patiño este miércoles en una rueda de prensa.

"Ecuador rechaza en los términos más enérgicos la amenaza explícita de la comunicación oficial británica" entregada a su cancillería en Quito, añadió.

En su cuenta deTwitter, Patiño aseveró también que "se ha aumentado inexplicablemente presencia de policía británica alrededor de embajada ecuatoriana en Londres".

El canciller indicó también que este jueves a las 6 de la mañana, hora de Nicaragua,  se anunciará en la sede de la cancillería la decisión que ya se ha tomado sobre el pedido de asilo político de Assange.

Ecuador considera que "la posición que ha asumido el gobierno de Gran Bretaña es inadmisible, tanto desde el punto de vista político como del jurídico", dijo Patiño, al advertir que "el ingreso no autorizado a la embajada de Ecuador sería una violación flagrante de la Convencion de Viena".