• Jerusalén, Israel |
  • |
  • |
  • AFP

Israel terminó ayer jueves la prueba de un sistema de alerta por SMS para prevenir a la población civil en caso de ataques con misiles, cuando siguen apareciendo especulaciones sobre un eventual ataque israelí contra Irán.

El ejercicio, lanzado el domingo por una duración de cinco días, consistió en probar la recepción de mensajes de alerta en los teléfonos móviles de los habitantes de Jerusalén y otras grandes ciudades, informó un portavoz del Ejército.

Además de Jerusalén, la prueba se realizó en Arad, en el desierto de Neguev, en Afula y Hadera, en el Alto-Nazareth, localidad satélite judía de la ciudad árabe israelí, según el estudio.

La portavoz precisó que la prueba no involucraba a la ciudad de Nazareth, primera ciudad árabe de Israel.

Los SMS, enviados en hebreo, en árabe, en inglés y en ruso, tienden a preparar a la población ante disparos de misiles o cohetes por parte de Irán o del Hezbolá libanés, en represalia a un eventual ataque israelí contra Irán, acusado por Tel Aviv de querer dotarse del arma nuclear.

Reiteran nombramiento de Dichter

Por otro lado, la Knesset --parlamento-- reiteró, por 41 votos contra 26, el nombramiento el martes de Avi Dichter, considerado como partidario de una línea dura en el caso iraní, quien encabeza la Defensa pasiva, un Ministerio crucial en caso de guerra.

Ex jefe del Shin Beth, servicio de seguridad interior, Dichter, afirmó recientemente que Israel “debe dotarse de capacidades de ataque” en caso de ofensiva israelí contra las instalaciones nucleares iraníes.

Su posición difiere de la de los altos responsables del Shin Beth, del Mosad (servicio de inteligencia y de contraespionaje) o de la inteligencia militar que, en su gran mayoría, expresaron su oposición públicamente a un ataque israelí realizado sin el acuerdo de Estados Unidos.

En las últimas semanas, y de manera más insistente en los últimos días, los medios israelíes difundieron ampliamente las informaciones, con base a declaraciones de responsables que pidieron el anonimato, según las cuales una acción militar israelí contra el programa nuclear iraní sería inminente.