•   Quito, Ecuador  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tras el firme respaldo de los países de Unasur y del ALBA, el Gobierno de Ecuador busca abrir una negociación con el Reino Unido, a fin de encontrar una solución al conflicto generado por el asilo diplomático otorgado a Julian Assange, dijo ayer lunes el canciller Ricardo Patiño.

“Preferimos continuar con un trabajo de diálogo con Gran Bretaña. Recurrir a la Corte Internacional de Justicia, CIJ, de La Haya es el camino que nos quedaría después”, dijo el diplomático al canal ecuatoriano Gama, al referirse a los próximos pasos que dará su país para intentar resolver el diferendo.

Ecuador exige a Gran Bretaña que respete el asilo diplomático concedido al fundador de WikiLeaks, quien se encuentra refugiado en su embajada en Londres, y que afirme explícitamente que no va a ingresar por la fuerza a la legación para arrestar a Assange, luego de supuestas amenazas denunciadas por Quito.

La Cancillería británica envió una nota a Ecuador en la que esgrimía la posibilidad de aplicar una ley local para entrar en la embajada, según denunció Quito. El mensaje fue considerado como una amenaza inaceptable por el Gobierno ecuatoriano.

Resolver la situación de Assange, de nacionalidad australiana, con un planteo en la CIJ puede llevar “algunos años al menos para que este organismo pueda tomar una decisión”, dijo Patiño. “Nosotros preferimos que el tema se resuelva antes de que pasen algunos años”, explicó.

Amenaza vigente

Por ese motivo la posición ecuatoriana será “conversar con el Reino Unido” en busca de un acuerdo, pero “esperamos por supuesto que previamente nos digan oficialmente que esa amenaza no está vigente, porque actualmente está vigente”, manifestó el Canciller al referirse a la posibilidad de un ingreso de la Policía británica a su embajada.

El presidente venezolano, Hugo Chávez declaró el lunes que “traería muy contundentes respuestas si el Reino Unido se atreve a violar la soberanía ecuatoriana en la Embajada de Ecuador”.

“Le sugiero al Gobierno (británico) que piensen muy bien, porque se acabaron los tiempos aquellos en los cuales esos viejos imperios y los nuevos hacían con nosotros lo que les daba la gana, Ecuador no está solo”, añadió en declaraciones emitidas por la televisión estatal venezolana VTV.

El mandatario ecuatoriano Rafael Correa destacó a su vez los firmes pronunciamientos de apoyo que organizaciones regionales como el ALBA y Unasur dieron a Quito en rechazo a una eventual irrupción por la fuerza en su legación en Londres.

“Impresionante solidaridad de pueblos latinoamericanos. La Patria Grande sigue consolidándose. El sueño de Bolívar, Martí, Alfaro se realiza!”, dijo Correa ayer lunes por Twitter.