•   SAN JOSÉ, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El megajuicio que enfrenta a Apple y a Samsung en Estados Unidos pasó hoy a examen del jurado, preparando el escenario para un veredicto que podría tener enormes implicaciones para el pujante mercado de los teléfonos inteligentes y las tabletas.

La jueza de distrito estadounidense Lucy Koh comenzó este martes a leer las instrucciones al jurado de nueve miembros en un tribunal federal de San José, California (oeste), mientras abogados de los dos gigantes de la tecnología preparan los argumentos de cierre.

Apple, que acusa a la empresa surcoreana de copiar su teléfono inteligente iPhone y su tableta iPad, reclama una indemnización por daños de hasta 2,750 millones de dólares y una orden judicial que podría dejar fuera del mercado estadounidense a algunos productos de Samsung.

Incluso un retraso en las ventas podría poner en peligro la posición de Samsung en el mercado de Estados Unidos, donde actualmente encabeza las ventas de teléfonos inteligentes.

Samsung ha respondido con el argumento de que Apple violó sus patentes de comunicación inalámbrica, y exige hasta 422 millones de dólares del fabricante de Silicon Valley.

Los contraargumentos de Samsung
Una decisión de Koh sobre las instrucciones al jurado niveló el campo de juego a favor de Samsung.

Originalmente, el jurado supo que Samsung había roto las reglas mediante la eliminación de correos electrónicos que podrían haber sido utilizados como pruebas. Pero el lunes, la jueza Koh estimó que Apple había cometido errores similares y que debe recibir el mismo tratamiento. Los abogados acordaron que el jurado no analice el tema, y el asunto no fue incorporado en las instrucciones.

El juicio avanza tras 10 días de testimonios durante las últimas tres semanas, en los que Apple hizo subir al estrado a sus propios programadores y ejecutivos, junto con expertos, todos los cuales acusaron a Samsung de copiar ilegalmente diseños de Apple.

Los testigos de Samsung dijeron por su parte que la firma surcoreana desarrolló sus propios diseños e iconos.

Sin embargo, los documentos internos de Samsung presentados como evidencia mostraron que la empresa surcoreana era consciente de estar detrás del iPhone de Apple con respecto a algunas características de la interfaz de usuario.

Un diseñador de Samsung describió la brecha entre el iPhone y un teléfono de Samsung como la "diferencia entre el Cielo y la Tierra".

"No estoy fumando crack, su Señoría"

El caso ha sido particularmente álgido, con los abogados de ambas partes presentando cientos de páginas de objeciones de contra de exposiciones y testigos.

En un momento, Koh le preguntó a un abogado de Apple si que estaba "fumando crack" cuando propuso llevar al estrado a más de 20 testigos el último día de testimonios.

"En primer lugar, no estoy fumando crack, su Señoría", respondió el abogado de Apple, Bill Lee.

El jurado tiene previsto comenzar a deliberar sobre el caso el miércoles. Para ello tendrá que estudiar minuciosamente un complejo informe de 20 páginas, con cientos de alegaciones, de que Samsung violó patentes y marcas registradas de Apple.