•   San José / EFE  |
  •  |
  •  |

El Gobierno de Costa Rica manifestó hoy su preocupación por el "creciente clima de terror y de violencia" en Siria y urgió terminar con el "baño de sangre" por los combates entre rebeldes y el ejército del régimen sirio.

"Costa Rica reitera vehementemente su llamamiento a poner fin al baño de sangre y exhorta a todas las partes a respetar los derechos fundamentales de la población, en particular sus derechos humanos y respetar sus obligaciones que provienen del Derecho Internacional Humanitario", indicó la Cancillería costarricense en un comunicado.

Además, deploró el "clima de terror y violencia" que se vive en Siria y que "continúa provocando la muerte de miles de personas, así como de innumerables heridos, refugiados y desplazados internos".

Costa Rica urgió a los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas que "aumenten su capacidad y medidas de persuasión", con el objetivo de poner fin a las hostilidades.