•   Tampa, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con Paul Ryan, legislador de 42 años y telegénico compañero de fórmula de Mitt Romney para la Casa Blanca, emerge una nueva generación de republicanos determinados a seducir a los jóvenes estadounidenses que votaron masivamente por el presidente Barack Obama en 2008.

"Acepto el llamado de mi generación, para darle a nuestros hijos el Estados Unidos que nosotros heredamos", dijo Ryan la noche del miércoles en su discurso de aceptación de la candidatura a la Vicepresidencia para las elecciones del 6 de noviembre, durante la convención republicana en Tampa, Florida (sureste).

"Vamos a solventar los problemas económicos de este país", dijo Ryan, el joven presidente de la importante comisión de Presupuesto de la Cámara de Representantes, que defiende una reducción masiva del gasto público.

Este jueves, el senador de Florida Marco Rubio, de 41 años, otro símbolo del relevo en el Partido Republicano, es el encargado de presentar a Mitt Romney, de 65, quien dará su discurso de aceptación de la nominación a la candidatura presidencial, el punto cumbre de la convención que comenzó el martes.

Savia joven

Pero en los pasillos de la convención pueden observarse jóvenes que buscan cambiar la imagen vetusta del partido, como AaronSchock, que a sus 31 años es el legislador más joven del Congreso.

Con una enorme sonrisa y vestimenta impecable, el único legislador nacido en la década de 1980, y que al igual que Ryan se ejercita todos los días y promueve una vida saludable, ha estado sumamente ocupado en los últimos días.

"El hecho de ser el integrante más joven del Congreso impone ciertas responsabilidades", como el de conectar con los jóvenes, un sector que, admite, no es el fuerte de su partido, explicó Schocka la AFP.

En 2008, un 66% de las personas entre 18 y 29 votaron por Barack Obama contra el 32% que lo hizo por John McCain. En 2004, el demócrata John Kerry logró el 54% de los votos de los jóvenes, mientras su rival y a la postre vencedor de las elecciones, George W. Bush, obtuvo el 48%.

“Los jóvenes están decepcionados de Obama”

Pero "la buena noticia (...) es que los jóvenes están ahora decepcionados del liderazgo de Barack Obama, decepcionados del hecho que muchos de ellos no tienen empleo o están subempleados", señaló Schock, que no ha parado de dar entrevistas y participar en reuniones.

Su modelo es el fallecido expresidente Ronald Reagan, para quien no ahorra alabanzas. "Es una gran inspiración", dijo.

A su juicio, las nuevas generaciones están cambiando.

Los jóvenes congresistas "se preocupan más por arreglar los problemas del país" que de ser "profesionales de la política", señaló.

"Muchos de ellos tienen una formación en negocios. No son profesores de ciencias políticas ni abogados", explicó.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus