•   Tegucigalpa  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El no gubernamental Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (Cofadeh) inauguró este jueves un monumento en homenaje a los desaparecidos por los escuadrones de la muerte en la década de 1980, en una ceremonia pública en Jacaleapa, 90 km al este de Tegucigalpa.

Encabezados por la coordinadora del Cofadeh, Bertha Oliva, unos 60 miembros del organismo se concentraron en un área verde a la orilla de la carretera -que de la capital conduce al oriente del país- para quitar el velo al monumento.

La estatua representa a una mujer, madre de un desaparecido, con las manos en alto, sosteniendo al mundo sobre el cual está posada una paloma de la paz.

"En este lugar, en 1994, se identificó un cementerio clandestino en el cual se exhumaron varios cadáveres que se creía pertenecían a cuatro estudiantes desaparecidos en la década de los ochenta, sin embargo, las pruebas no resultaron positivas", anotó un comunicado del organismo.

Con ayuda de antropólogos forenses, miembros del Cofadeh exhumaron en 1995 a orillas de la carretera en las cercanías de Jacaleapa los restos óseos de seis personas cuando buscaban las osamentas de cuatro estudiantes desaparecidos durante la década de 1980. Sin embargo, estas personas que se suponen víctimas de la represión, nunca pudieron ser identificadas.