•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dos hechos pusieron ayer en la agenda mundial a Colombia. Mientras por un lado, las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, se preparaban para el diálogo de paz con el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos en La Habana, “sin rencores ni arrogancias”, este se comprometía a no repetir “los errores” cometidos en anteriores intentos de buscar la paz, siete miembros de las FARC murieron y cinco fueron capturados en combates en el centro de Colombia, informó el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, quien señaló que las Fuerzas Militares seguirán luchando contra el “terrorismo”.

Al ritmo del irónico contraste, el principal jefe negociador de los armados, “Timochenko” o “Timoleón Jiménez”, alias de Rodrigo Londoño Echeverri, expresó: “Llegamos a la mesa de diálogos sin rencores ni arrogancias”.

Ayer se conoció un vídeo que recoge una canción en ritmo de rap del grupo rebelde, supone la primera declaración guerrillera sobre el naciente proceso de diálogo de las FARC con el Gobierno de Santos, que lo corroboró hace ocho días.

Santos confirmó el pasado día 27 en una alocución al país, que “se han desarrollado conversaciones exploratorias con las FARC para buscar el fin del conflicto”.

Los antecedentes

Los artistas guerrilleros aluden a Santos, en el poder desde agosto de 2010, lapso durante el cual las FARC han sufrido a manos de las fuerzas de seguridad dos golpes de gran impacto en su trayectoria de casi medio siglo de lucha armada.

Se trató de las muertes del jefe máximo de la organización, “Alfonso Cano”, alias de Guillermo León Sáenz, en noviembre de 2011, en el suroeste del país, y del responsable militar del grupo, Víctor Julio Suárez (“Mono Jojoy”), un año antes, en el centro colombiano.

En la canción, los raperos aluden a estas muertes, como a las de otros mandos insurgentes, así como a la extradición de varios más a Estados Unidos, país al que critican por su injerencia en Colombia.

Santos: "No repetir errores"

En cambio, el presidente Juan Manuel Santos se comprometió hoy a no repetir “los errores” cometidos en anteriores intentos de buscar la paz, mientras las FARC anunciaron que están dispuestas a dialogar “sin rencores ni arrogancias”.

Tanto Santos como el máximo líder de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias “Timochenko”, dieron a conocer sus posturas de cara a la apertura formal de un proceso para lograr el fin del conflicto armado colombiano, después de las conversaciones exploratorias mantenidas por ambas partes en los últimos meses.

Hasta ahora, el Gobierno colombiano ha dado escasos detalles de lo acordado con las FARC en las “conversaciones exploratorias”, como las llamó Santos, al confirmar el pasado 27 de agosto únicamente que habían tenido lugar como ya afirmaban medios como Telesur. El presidente Santos manifestó ayer su anhelo de ponerle fin al conflicto con un acuerdo con las FARC.