• Roma, Italia |
  • |
  • |
  • AFP

Las tres agencias de la ONU encargadas de cuestiones alimentarias lanzaron el martes en Roma un llamado en favor de una "acción rápida y coordinada a escala internacional" para impedir la repetición de la crisis alimentaria de 2007/2008, causada por una disparada de precios.

En un comunicado conjunto, José Graziano da Silva, director general de la FAO, Kanayo F. Nwanze, presidente del FIDA (Fondo Internacional para el Desarrollo Agrícola) y Ertharin Cousin, directora del Programa Mundial de Alimentos (PMA), piden que se "afronten las causas profundas del alza de los precios de los alimentos".

"La situación que reina en los mercados de los alimentos, caracterizada por una fuerte alza de las cotizaciones del maíz, el trigo y la soja, suscita el temor de que se reproduzca la crisis alimentaria de 2007-2008", aseguran.

"Pero una intervención rápida y coordinada a escala internacional puede impedir su repetición", afirman los tres responsables.

Se trata de "actuar sin pérdida de tiempo para evitar que el impacto de esos precios nos lleve a una catástrofe que afecte a decenas de millones de personas en los próximos meses", advierten.

Según la FAO, el PMA y el FIDA, "los elevados precios de los alimentos son un síntoma, y no la enfermedad. Por ello la comunidad internacional debe adoptar medidas preventivas para impedir las excesivas alzas, interviniendo en las causas profundas que originan estas fuertes subidas de precios", afirman.