•   Charlotte EU  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, inauguró ayer la Convención Demócrata en la que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, será nominado oficialmente candidato a la reelección.

Wasserman Schultz dio tres mazazos en un podio ante decenas de miles de delegados, para dar paso a una jornada en la está previsto que intervengan medio centenar de oradores.

Steve Kerrigan, presidente del comité de la convención, por su parte, dijo: “Todos tenemos un rol que jugar para mover este país hacia adelante”.

El acto comenzó con la bendición del obispo Nicholas, de la iglesia griega Ortodoxa de la Diócesis de Detroit, y la interpretación del himno nacional que corrió a cargo de la cantante y artista de la serie de televisión “Glee”, Amber Riley.

Al entrar en calor del evento, el alcalde de San Antonio, Texas, Julián Castro, abogó por la unidad de todos los estadounidenses y pidió que se invierta en las oportunidades de hoy para “garantizar la prosperidad del mañana”, según extractos adelantados del discurso que daría anoche en la inauguración de la Convención Nacional Demócrata.

Castro se convirtió en el primer orador principal hispano en una convención demócrata, hará referencia a la reunión que celebraron los republicanos la semana pasada en Tampa (Florida) en la que “contaron muchas historias de éxito individual”.

Castro, quien a sus 37 años es alcalde de una de las siete ciudades más grandes de EU, fue presentado por su hermano gemelo Joaquín, congresista estatal de Texas y candidato al Congreso federal en las próximas elecciones.

Durante el evento los demócratas realizaron un tributo a la familia Kennedy, y el expresidente Jimmy Carter hablaría a la audiencia vía vídeo, y también lo haría el alcalde de Los Ángeles (California), Antonio Villaraigosa, el primer presidente hispano de una convención en la historia de Estados Unidos.

Otros oradores destacados serían el gobernador de Massachusetts, Deval Patrick, quien ofrecerá un contraste entre las políticas demócratas y el candidato republicano Mitt Romney, quien también fue gobernador de ese Estado.

También estaría Rahm Emanuel, actual alcalde de Chicago y exjefe de Gabinete de Obama, así como la teniente general retirada Claudia Kennedy, quien fue la primera mujer en alcanzar el rango de general de tres estrellas en el Ejército estadounidense.

El Presidente de EU, Barack Obama, adelantó ayer que seguiría el discurso de la primera dama, “la estrella de la familia”, junto con sus dos hijas en la Casa Blanca, pero tratará de que estas no lo vean llorar.

“Sé que lo que diga aquí hoy quedará en un distante segundo lugar frente al discurso que escucharán esta noche de la estrella de la familia Obama, Michelle Obama”, dijo Obama durante un discurso ante más de 11,000 personas en la Universidad de Norfolk, de mayoría afroamericana.

“Estaré en casa, y estaré viéndolo con nuestras hijas. Y voy a intentar que no vean a su padre llorar, porque cuando Michelle comienza a hablar, se me humedecen los ojos”, dijo Obama, interrumpido por expresiones colectivas de admiración del público.