•   Varias capitales  |
  •  |
  •  |
  • EFE y AFP

Tras el acuerdo para iniciar la ruta del diálogo entre el Gobierno de Colombia y la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, varios presidentes reaccionaron favorablemente al esfuerzo coronado después de varios meses de negociaciones en La Habana.

Uno de los primeros en reaccionar fue el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, quien ayer dio la bienvenida al anuncio de que su homólogo colombiano, Juan Manuel Santos, ha alcanzado un “acuerdo marco” para las negociaciones de paz.

El mandatario estadounidense señaló que “la Administración Santos ha demostrado un compromiso férreo para la búsqueda de una paz duradera y para asegurar una mejor vida para todos los colombianos a través de sus políticas de seguridad e inclusión social”, dijo la Casa Blanca en un comunicado.

La Presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, afirmó que “el éxito” del diálogo de paz entre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, y el Gobierno de ese país mejorará la imagen de Sudamérica. “El éxito de las negociaciones traerá grandes beneficios al pueblo colombiano y consolidará la imagen de una América del Sur que realiza hoy grandes transformaciones en paz”, afirmó la mandataria brasileña en un comunicado.

Por su lado el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, expresó su disposición a acompañar a Colombia “en sus esfuerzos por lograr la paz”, en un mensaje en su cuenta oficial en Twitter, luego de que su par Juan Manuel Santos confirmara el inicio de un diálogo de paz con la guerrilla de las FARC.

“Acompañemos a la hermana Colombia en sus esfuerzos por lograr la paz! Ya lo dijo Simón Bolívar: ‘La paz es mi puerto, la paz es mi todo’”, escribió el mandatario venezolano. Santos anunció que Venezuela participará como acompañante de la negociación junto a Chile, mientras Noruega y Cuba serán garantes.

Cuba, por supuesto el país anfitrión de los primeros contactos “respaldó” el diálogo de paz entre el Gobierno de Juan Manuel Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, y “continuará prestando su ayuda solidaria y sus buenos oficios”, dijo este martes la Cancillería local.

“Se ha abierto un proceso de diálogo comprometido con la paz y con la solución del conflicto histórico en Colombia, el cual Cuba respalda”, dijo una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores, enviada por correo electrónico, tras un encuentro de representantes de las FARC con la prensa.

Chile se incorpora

En el mismo orden, Chile confirmó ayer la designación del embajador Milenko Skoknic, jefe de Gabinete del Canciller, para colaborar en el proceso de paz entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC.

En un comunicado, el presidente Sebastián Piñera reiteró su compromiso con la paz de Colombia y anticipó que “prestará la contribución que le sea requerida”.

Asimismo, el Gobierno colombiano confió ayer que Centroamérica apoye las negociaciones de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, declaró en Guatemala su cancillera María Ángel Holguín.

Uribe muy crítico

El expresidente colombiano Álvaro Uribe calificó ayer de “bofetada a la democracia” las negociaciones formales de paz que abrirá el Gobierno de Juan Manuel Santos con las FARC el próximo octubre en Oslo.

Uribe reaccionó con una dura crítica al Gobierno de su sucesor poco después del anuncio de Santos, quien confirmó que se ha alcanzado un acuerdo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia.

Uribe fue muy crítico con los cinco puntos de la agenda de negociación pactada con las FARC, al censurar que el Gobierno vaya a negociar con la guerrilla sin que ésta cese previamente las actividades armadas. En su opinión, la única salida al conflicto armado colombiano tendría que ser “un sometimiento a la justicia” por parte de la guerrilla.

 

Insulza apoya agenda

Washington / EFE

El Secretario General de la Organización de Estados Americanos, OEA, José Miguel Insulza, celebró ayer el diálogo acordado entre el Gobierno colombiano y las FARC, y respaldó la “agenda realista enunciada por el presidente (colombiano Juan Manuel) Santos”.

Insulza mostró su apoyo a “la agenda realista enunciada por el presidente Santos, que abarca el desarrollo rural, garantías para el ejercicio de la oposición política y la participación ciudadana, fin al conflicto armado, combate al narcotráfico, y los derechos de las víctimas”.

Asimismo, señaló en una nota de prensa que espera “sinceramente” que este proceso sea enfrentado de buena fe, y con la convicción de que su éxito puede abrir paso a una paz duradera.

Por último, Insulza ofreció “todo nuestro concurso para apoyar este diálogo y para la implementación de los acuerdos al que este conduzca”.