•   Charlotte /EFE  |
  •  |
  •  |

El expresidente de EU Bill Clinton asegurará hoy en su discurso ante la Convención Demócrata que el actual mandatario, Barack Obama, "creará millones de nuevos y buenos trabajos y nueva riqueza para los innovadores" del país.

Según unos extractos adelantados por la campaña de reelección de Obama, Clinton planteará a quienes escuchen su discurso la pregunta de "en qué país quieren vivir".

"Si quieren una sociedad en la que estén por su cuenta, en la que el ganador se lo lleve todo, deberían apoyar a los republicanos. Si quieren un país de prosperidad compartida y responsabilidad compartida -una sociedad en la que todos estemos juntos- deberían votar por Barack Obama y Joe Biden", añadirá.

El exmandatario (1993-2001) defenderá que el argumento de los republicanos reunidos en la convención de ese partido en Tampa (Florida) la semana pasada fue "muy simple: nosotros le dejamos (el país) como un desastre total, no ha terminado de limpiarlo aún, así que despídanlo y póngannos de nuevo (en la Casa Blanca)".

"Me gusta mucho más el argumento para la reelección del presidente Obama", continuará.

"Él heredó una economía profundamente dañada, contuvo el desastre, comenzó el difícil y largo camino a la recuperación, y planteó la base para una economía más moderna y mejor equilibrada que creará millones de nuevos y buenos empleos, vibrantes nuevos negocios y mucha nueva riqueza para los innovadores", señalará.

Los demócratas han puesto grandes esperanzas en que el discurso de Clinton, que gobernó durante el periodo más largo de prosperidad económica de la historia del país, inyecte confianza en la capacidad de Obama para recuperar la economía, un asunto clave en las elecciones dada la alta tasa de desempleo, del 8.3 %.

El candidato republicano a la vicepresidencia, Paul Ryan, acusó hoy precisamente a Obama de minar las reformas y el bipartidismo forjados durante la era de Clinton.

Clinton, que hablará a las 22:30 hora local (08:30 p.m. del jueves), será el encargado de nominar a Obama como candidato oficial del Partido Demócrata en las elecciones del 6 de noviembre.