• Bogotá, Colombia |
  • |
  • |
  • EFE

El diálogo de paz entre el Gobierno y la principal guerrilla de Colombia sigue despertando adhesiones antes de su inicio, mientras empieza a conocerse a quienes se sentarán a la mesa de negociaciones, primero en Oslo y luego en La Habana.

El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, presentó ayer al equipo negociador del Gobierno y se espera que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, den a conocer el suyo hoy en una conferencia de prensa en La Habana.

El exvicepresidente Humberto de la Calle encabezará el equipo formado por los generales retirados Jorge Enrique Mora y Oscar Naranjo, del Ejército y la Policía, respectivamente; el dirigente empresarial Luis Carlos Villegas, el asesor en seguridad Sergio Jaramillo y el exalto comisionado de paz Frank Pearl.

Junto a ellos estarán varios suplentes y asesores externos hasta un máximo de treinta, según el acuerdo suscrito con las FARC el pasado 26 de agosto al cabo de unas “conversaciones exploratorias”, en palabras de Santos, que se iniciaron en Cuba el pasado febrero.

Personajes de experiencia

Según Santos, todos estos hombres “tienen una amplísima experiencia” y “un gran deseo” de que el proceso de paz “salga adelante, de una forma seria, de una forma digna, de una forma realista y de una forma eficaz”.

El diálogo, que abarca cinco temas generales desde el abandono de las armas por parte de las FARC hasta el narcotráfico, se iniciará en la primera quincena de octubre en Oslo, proseguirá en La Habana y se espera que concluya, no en años sino en “meses”, según Santos.

Veslemøy Lothe Salvesen, portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Noruega, rehusó confirmar o desmentir si los delegados noruegos serán Dag Halvor Nylander, exembajador en Colombia, y Vegar S. Brynildsen, experto en asuntos internacionales que ya participó en las conversaciones de paz entre el Gobierno filipino y la guerrilla, como afirmaron hoy algunos medios colombianos.

Más respaldo

Entre tanto, la avalancha de mensajes de apoyo siguió en aumento. Ayer se sumó el Gobierno francés con una declaración en la que aplaude la “determinación” mostrada por el presidente Santos.

El Gobierno argentino manifestó “su total disposición a colaborar en el éxito del diálogo”, según un comunicado de la Cancillería.

El presidente electo de México, Enrique Peña Nieto, expresó su respaldo a “este paso histórico para alcanzar la paz” en ese país y elogió el “liderazgo político” de Santos.

Desde Salamanca (España), el expresidente de Colombia Ernesto Samper auguró ayer una salida “rápida y eficaz” al conflicto armado en su país, tras la puesta en marcha del diálogo.

La apuesta más audaz de Santos

Con la apertura de un proceso de paz con la guerrilla de las FARC, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, lanzó la apuesta más audaz de su carrera política y completó un calculado viraje desde sus posiciones duras como ministro de Defensa de Álvaro Uribe, estimaron analistas.

Después de varios meses de rumores, Santos, un reputado jugador de póker, desveló el martes las cartas para la partida decisiva de su presidencia, de la que ninguno de sus antecesores salió airoso en este pasado medio siglo.

Con este paso “Santos no solo se juega su reelección en 2014 sino también su propia historia”, advirtió a la AFP León Valencia, director de la Fundación Nuevo Arco Iris, especializada en el conflicto.

Sin embargo, el politólogo Fernando Giraldo apunta que Santos ya dejó entrever durante la campaña electoral que no cerraría la puerta de la paz. “He revisado sus discursos y veo que no ponía el acento en la seguridad sino en la prosperidad”, señaló este profesor de la privada Universidad Javeriana.

Giraldo concluye que Santos pudo alinearse con las tesis de Uribe (2002-2010), quien hoy le acusa de deslealtad, como una “estrategia” para que la popularidad del exmandatario le empujara a la presidencia.

En efecto, Uribe reaccionó con indignación al anuncio del inminente diálogo con las FARC, Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. “No entiendo cómo él fue miembro de ese gobierno y candidato presidencial con las tesis de ese gobierno”, deploró el exmandatario.