•  |
  •  |
  • AFP

El ojo del huracán Ike salió la tarde de este martes a las aguas del Golfo de México por un punto de la occidental provincia de Pinar del Río, tras dejar cuatro muertos en Cuba y gran destrucción, informó el meteorólogo José Rubiera.

El ciclón, con categoría uno (de un máximo de cinco) dejó tierra a las 15H40 locales (19H40 GMT) por la localidad de Manuel Sanguily, en la costa norte de Pinar del Río, unos 120 km al oeste de La Habana.

Ike se desplaza a 15 kilómetro por hora con rumbo este noroeste y "se aleja paulatinamente hacia el Golfo de México", aunque su influencia seguirá azotando a Cuba con las lluvias "que podrían provocar peligrosas inundaciones", dijo Rubiera.