•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • AP

Ramón Escovar Salom, quien como fiscal general llevó a juicio al entonces presidente Carlos Andrés Pérez, el único mandatario venezolano en ser depuesto por corrupción, falleció a los 82 años.

El ex fiscal general murió el martes luego de una larga batalla contra el cáncer de próstata que lo aquejó durante casi dos décadas, dijeron informes de prensa.

Escovar Salom, que se desempeño como canciller por espacio de tres años durante el primer mandato de Pérez (1974-79), fue el encargado de abrir una investigación en 1993 que desembocó en que la Corte Suprema declarara que había méritos para enjuiciar al gobernante por indicios de malversar y hurtar 17,2 millones de dólares de fondos públicos reservados a gastos secretos de seguridad y defensa nacional.

Parte de ese dinero fue usado para financiar la seguridad de la entonces presidente nicaragüense Violeta Chamorro, en momentos que se temía que un magnicidio ese país centroamericano volvería a sumirse en la violencia.

Tras la decisión de la Corte Suprema, el Congreso aprobó el juicio. Minutos después, Pérez, que ocupó la presidencia por segunda vez entre 1989 y 1993, salió del palacio de gobierno y se convirtió en el único mandatario venezolano depuesto por mecanismos constitucionales.

Crítico del presidente Hugo Chávez
 
Pese que la salida de Pérez del poder abrió la puerta a los más turbulentos acontecimientos de la historia moderna venezolana, Escovar Salom, un severo crítico del presidente Hugo Chávez, afirmó en una entrevista a la AP en 2004 que ''no me arrepiento de nada''.

''Fue duro llevar a juicio a un amigo y compañero de lucha contra la dictadura del general (Marcos) Pérez Jiménez. Pero sobre todas las cosas ningún ciudadano puede estar por encima de la constitución y de las leyes. El (ex) presidente Pérez cometió un delito y fue castigado, así de simple'', agregó.

''Ojalá en esta hora oscura, cuando somos testigos de tantos abusos y corruptelas, tuviéramos al frente de las instituciones del país, hombres y mujeres interesados de hacer justicia sin importar colores partidistas y afectos'', se lamentó.

Graduado de abogado en 1949 y con un doctorado en ciencias políticas en la Universidad Central de Venezuela, Escovar Salom se desempeñó también como investigador de la Universidad de Harvard en Estados Unidos y profesor itinerante en la Universidad de Cambridge, Inglaterra, entre 1979 y 1983.

Fue embajador de Venezuela en Francia (1986-1989), cargo que dejó tras ser designado por el congreso como Fiscal General.

Tras su paso por la Fiscalía venezolana fue electo por Naciones Unidas fiscal del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia en 1993.

Su último cargo público en Venezuela fue el de ministro del Interior entre los años 1994 y 1996, durante el segundo mandato del presidente socialcristiano Rafael Caldera (1969-1974 y 1994-1999), uno de los fundadores de la democracia venezolana en 1958.