•  |
  •  |
  • AFP


El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, se solidarizó este martes con el pueblo y gobierno de Cuba, tras el paso del huracán Ike, y señaló que está siguiendo los acontecimientos "muy de cerca".

"Quiero expresarle, en nombre del pueblo de Nicaragua, al glorioso y valiente pueblo de Cuba, pueblo de Martí, pueblo de Fidel, y en particular a Raúl, presidente de Cuba, hermano, compañero, nuestra solidaridad, y que estamos siguiendo muy de cerca los acontecimientos", precisa el mensaje divulgado este martes.

En tanto, la Cruz Roja nicaragüense abrió dos cuentas bancarias para recibir donaciones para ayudar a los damnificados de los huracanes Gustav y Ike a su pasó por Haití y Cuba.

El ojo del huracán Ike salió la tarde de este martes de Cuba hacia las aguas del Golfo de México por un punto de la occidental provincia de Pinar del Río, tras dejar cuatro muertos y gran destrucción.

Aunque ya salió de Cuba, el devastador ciclón sacude con vientos huracanados a La Habana, que parecía en estado de sitio, paralizada, sin actividad laboral, tránsito ni comercio, con sus 2,2 millones de habitantes encerrados, sin luz ni agua.

Ike sumó 66 víctimas a los más de 600 muertos que dejan en Haití los ciclones Fay, Hanna y Gustav, y provocó cuatro muertos en Cuba, según balance preliminar.

En su recorrido de este a oeste por Cuba arrasó con casas, edificios, cultivos, árboles y postes de electricidad, y obligó a la evacuación de más de dos millones de personas.