•   Miami, EU  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, Mitt Romney, afirmó el miércoles que se preocupaba "por el 100% de la población" y evitó aclarar sus dichos sobre el 47% de "dependientes" en un foro hispano en Florida, donde prometió una reforma migratoria permanente pero apoyando leyes como la de Arizona.

"Yo me preocupo por el 100% de la población", dijo Romney sin mayores precisiones al asegurar que su campaña se orientaba a unir al país y a trabajar por todos sus habitantes.

La pregunta sobre sus polémicas declaraciones acerca del 47% de "dependientes" fue la primera del foro propiciado por la cadena hispana Univisión, ya que las prioridades del electorado latino, después de la economía, son el futuro de los seguros de salud y el sistema de sanidad.

Pero Romney se limitó a declarar que su campaña se trataba de incluir a todo el país, aun cuando sabía que no podría ganar las elecciones del 6 de noviembre frente a Obama con el 100% de apoyo, dijo a los moderadores mexicanos Jorge Ramos y María Elena Salinas, en el United Bank Center de la Universidad de Miami.

Detrás de Obama

El candidato republicano, que está muy por detrás de Obama en las encuestas del crucial voto hispano, con unos 40 puntos de diferencia, calificó de "víctimas" a los ciudadanos dependientes de las ayudas estatales y consideró que eran un caso perdido porque votarán a su rival Barack Obama, que apoya las ayudas estatales en temas de salud, educación y comida, según dijo en un video grabado en mayo de manera oculta en una reunión privada con donadores en Boca Ratón (Florida) y que se hizo público este lunes.

Además de prometer empleos y recuperación económica estimulando a la empresa privada, Romney se arriesgó durante su intervención a prometer una reforma migratoria permanente, pero se contradijo minutos más tarde al expresar su apoyo a la polémica ley migratoria de Arizona aprobada en 2010.

En un eventual gobierno de Romney "no vamos a tener redadas de personas en el país para deportar", afirmó en una de las declaraciones más contundentes de esta entrevista de menos de una hora.

"No vamos a tener redadas de 12 millones de personas", reiteró Romney ante una audiencia de unas 700 personas, en su mayoría estudiantes republicanos y personas de su campaña en Florida, un estado clave en las elecciones por el peso del voto hispano y por el electorado indeciso que lo define.

"Voy a implementar una reforma migratoria permanente", prometió el candidato que desde las primarias de su partido, a principios de este año, defendió su postura contra la legislación del "Dream Act" y ahora asegura que, de llegar a la Casa Blanca, promoverá una ley con el apoyo republicano y demócrata que beneficie a los indocumentados.

La reforma migratoria, un tema que no es prioritario para el electorado hispano -unos 12 millones para noviembre próximo-, fue la respuesta a tres preguntas que se formularon al candidato republicano sobre este tema: ¿Deportará inmigrantes indocumentados? ¿Qué hará con la medida de "acción diferida" aprobada por Obama para regularizar temporalmente a los estudiantes indocumentados? y ¿Apoyará el Dream Act?, la ley que abre la vía a la legalización de los indocumentados que llegaron a Estados Unidos siendo menores de edad.

"Romney hoy maquilló su verdadera ideología porque estaba ante una tribuna hispana, pero el verdadero Romney es el que habla en tono despectivo en el video divulgado el lunes", dijo a la AFP Luis Lauredo, ex embajador ante la OEA e integrante de la campaña de Obama en Florida.

Según Lauredo, el candidato republicano evitó hablar de sus dichos sobre "el 47% de víctimas" porque sabe que en Florida "muchos de los jubilados, que dependen del seguro social y el seguro médico para retirados, han sido en su gran mayoría republicanos de origen cubano".