•   París  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ver infografía: El iPhone 5

Los fanáticos de Apple de todo el mundo recibieron el viernes con largas colas y mucho entusiasmo el iPhone 5, la nueva versión del teléfono inteligente de la marca estadounidense, que será probablemente un éxito de ventas pese a las críticas sobre su falta de innovación tecnológica.

En Francia, a pesar del llamamiento a la huelga de un sindicato minoritario de empleados de tiendas de Apple por sus nóminas y condiciones de trabajo, las boutiques parisinas abrieron sus puertas a las 08H00 locales (12:00 AM del viernes).

Los empleados de eBizcuss, principal distribuidor de Apple en Francia, declarado en liquidación judicial, aprovecharon al menos la ocasión para hacer oír su voz y exigir al gigantes estadounidense una solución.

Ante el Apple Store en la Ópera de París, donde cientos de personas hacían cola, unos cuarenta empleados de eBizcuss organizaron un concentración.

En Alemania, Benjamin Scholtysik, alumno muniqués de 17 años, estuvo haciendo la cola durante toda la noche con tres amigos y con 10,000 euros (13,000 dólares) en el bolsillo.

Los australianos tuvieron el privilegio de ser los primeros en poder comprar el aparato por su zona horaria, con la apertura de sus tiendas a las 8 de la mañana (22H00 GMT del jueves), seguidos por Japón, Hong Kong y Singapur.

Los fanáticos de la marca seguían a la espera de la apertura de las tiendas en Estados Unidos y en Canadá.

Sólo el 14 de septiembre, el primer día en el que se podían reservar la compra del iPhone 5, se realizaron más de dos millones de pedidos, lo que augura un éxito de ventas.

Los primeros compradores quisieron comprobar este viernes de primera mano si las críticas al nuevo aparato están justificadas.

El iPhone 5 es compatible con la norma de telefonía móvil de última generación, la llamada LTE (parecida al 4G).

Los expertos señalan por otra parte que el nuevo modelo no tiene grandes cambios en su sistema operativo (el llamado iOS) y empieza a quedarse desfasado frente a sus competidores.

La semana que viene el nuevo teléfono de Apple se pondrá a la venta en otros 20 países y luego en un centenar de países antes de finales de año.