•   Santo Domingo  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Latinoamérica es la gran ausente de la campaña electoral en Estados Unidos, en la que apenas se habla de esa región, algo que puede cambiar tras los comicios que celebrará Venezuela el 7 de octubre, dijo hoy en Santo Domingo la catedrática de la Universidad de Miami Astrid Arrarás.

"No es que se ignore a Latinoamérica, pero, simplemente, el tema no está en el candelero", ya que la situación en Oriente Medio centra la atención de la discusión electoral en materia de política exterior, explicó.

Arrarás, quien ha impartido en la República Dominicana varias charlas sobre "El proceso electoral en los Estados Unidos de América y las elecciones de 2012", indicó que las cuestiones relacionadas con América Latina que se están debatiendo entre republicanos y demócratas están relacionadas sobre todo con el narcotráfico y el comercio con la región.

Los republicanos catalogan a Cuba y a Venezuela como una "amenaza" para la seguridad de Estados Unidos, en especial el segundo país, al que consideran un "refugio de terroristas", mientras que los  demócratas están centrados en las relaciones con México, Colombia, Brasil y Centroamérica y preocupados por la acción de organizaciones criminales trasnacionales en la región.

Queda un mes y medio para los comicios en Estados Unidos y, aunque Barak Obama, candidato demócrata a la reelección presidencial, aventaja entre 4 y 7 puntos a su contrincante republicano, Mitt Romney, según diferentes encuestas, "la campaña está muy reñida" y ambos se juegan mucho, señaló Arrarás durante una intervención organizada por el Centro Franklin de la embajada de Estados Unidos en la República Dominicana.

Los candidatos todavía no han fijado una posición clara en varias cuestiones y deberán hacerlo para atraer miles de votos decisivos, en especial los de una decena de estados, en varios de los cuales Obama venció en las elecciones de 2008, que aparecen todavía como indecisos, agregó.

"Pueden suceder muchas cosas" hasta el 6 de noviembre, fecha de las elecciones, señaló la docente, quien recordó que Obama generó elevadas expectativas y, pese a sus logros, no está claro que haya convencido a los votantes de algunos sectores, en particular en los citados estados.

Por eso es importante para los demócratas -señaló- la labor del expresidente Bill Clinton con intervenciones electorales en estados como Florida, Ohio, Wisconsin, Iowa y otros.