•   Washington  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acusó hoy a los miembros del Congreso de estar más preocupados por la reelección y "sus salarios" que por los electores, tras dejar sin aprobación varias medidas presupuestarias pendientes.
       
Obama señaló que el Congreso "dejó un montón de propuestas sobre la mesa", como la aprobación de recortes tributarios para fomentar el ahorro ciudadano, las ayudas a los veteranos de guerra a encontrar empleo y a los propietarios a refinanciar sus hipotecas, entre otros asuntos.
      
Según Obama, el hecho de que los congresistas hayan regresado a sus distritos electorales sin completar los asuntos pendientes ante el Legislativo es señal de que "están más preocupados por sus trabajos y salarios" que por la suerte de sus electores.
       
"Estas propuestas tienen apoyo bipartidista, y no hay motivo alguno por el que no deban aprobarse", afirmó Obama, e instó al Congreso a que se ponga manos a la obra cuando reanude sus sesiones en Washington tras los comicios del 6 de noviembre.
       
El mandatario estadounidense atacó en particular a los republicanos, a quienes acusó de no ceder para extender los recortes tributarios para el 98 % de los estadounidenses, que vencen a finales de diciembre próximo, y en vez de ello insisten en recortes de impuestos "para el 2 % más acaudalado de los estadounidenses".