•  |
  •  |
  • END

Rusia estableció ayer martes relaciones diplomáticas con Abjasia y Osetia del Sur y anunció que sus tropas se quedarán en esas dos regiones separatistas georgianas “mucho tiempo”.

Como señal de que sigue siendo el amo en la región caucásica, Moscú estrechó lazos diplomáticos con los territorios rebeldes georgianos al día siguiente de acordar con la Unión Europea (UE) el retiro de sus militares del resto de Georgia de aquí a un mes.

“Intercambiamos notas (...) sobre el establecimiento de relaciones diplomáticas”, anunció el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Serguei Lavrov, flanqueado por sus “homólogos” abjasio y osetio ante la prensa.

Además, el ejército ruso -masivamente desplegada en la región al día siguiente de la ofensiva georgiana del 7 de agosto contra Osetia del Sur- se instalará de forma estable en ambos territorios.

“Las fuerzas rusas permanecerán allí mucho tiempo (....) Es absolutamente necesario para prevenir nuevas acciones agresivas”, afirmó Lavrov.

“No serán fuerzas de mantenimiento de la paz, sino fuerzas armadas”, subrayó incluso, tras un encuentro con su homóloga austriaca Ursula Plassnik.

Casi cuatro mil hombres en cada región
Rusia mantendrá unos 3.800 hombres en cada una de las dos regiones, anunció el ministro de Defensa ruso, Anatoli Serdiukov, tras un encuentro con su presidente, Dimitri Medvedev. Según Georgia, actualmente hay 6.000 soldados rusos en su territorio, cuando en agosto había al menos 20.000.

Horas después, el embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Churkin, anunció la presentación de un proyecto de resolución ante el Consejo de Seguridad en el que Moscú pide un embargo de armas contra Georgia.

Lavrov, por su parte, precisó que Rusia firmó acuerdos de cooperación militar con Abjasia y Osetia del Sur que prevén la instalación de bases rusas en sus territorios.

De esta forma, Moscú dispondrá de un doble refuerzo en su frontera sur con Georgia, que aspira a entrar en la OTAN, algo a lo que se oponen los rusos.

Con el establecimiento de relaciones diplomáticas, Moscú dio “un paso más para anexionarse” esos dos territorios georgianos, reaccionó de inmediato el vicecanciller de Georgia, Giga Bokeria, en Tiflis.